Filetes de pescado perfectos

Preparar el pescado puede constituir todo un reto. Para lograr que los filetes queden enteros y limpios de espinas, es clave que el cuchillo que utilices sea fino y largo, de tipo jamonero, para garantizar un corte sin sorpresas. Introdúcelo entre la carne y la espina en sentido longitudinal y deslízalo con suavidad hasta separar cada filete por completo. Pásalos después al plato con cuidado de que no se rompan y... ¡voilà!

Valora este truco