Cómo aprovechar el perejil que nos regalan en las tiendas

(6)

En algunas tiendas, especialmente en las pescaderías, sigue vigente la costumbre de regalar el perejil. A veces no lo aprovechamos bien: utilizamos un poco, y dejamos el resto olvidado dentro de un vaso.

Casi sin darnos cuenta, en pocos días está inservible. Para aprovecharlo al máximo, lo picaremos nada más recibirlo y lo guardaremos en el congelador dentro de un envase plástico o una bolsa hermética. Cuando pasen unas horas y comprobemos que el perejil se ha congelado por completo, agitaremos el contenido para que quede bien suelto, y volveremos a guardarlo.

Cada vez que necesitemos utilizar perejil picado lo tendremos listo y a mano, y habremos aprovechado un recurso gratuito.

Y a ti, ¿te suelen regalar el perejil cuando compras?

Valora este truco