Crema de patata y espárragos

(1)

¡Las cremas de verduras no tienen que ser aburridas para nada! Hoy te traemos una receta sencilla de crema de patatas y espárragos trigueros con un toque de batata que te va a sorprender muy gratamente.

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Crema de patata y espárragos

  • Primer paso crema de patatas y esparragos

    Empezamos pelando bien las patatas con un pelador de verduras. Lávalas y deja escurrir un poco. Córtalas por la mitad y apoya la superficie plana sobre la tabla. Córtalas en tiras y luego cubitos irregulares. ¡Recuerda que no importa la forma del corte en este caso, después de cocinarlas vamos a triturarlas para hacer la crema!

    Haz lo mismo con la batata: pélala con el pelador, lávala y escúrre. Corta por la mitad y en trocitos.

    Empieza a calentar una olla con un poquito de aceite de oliva. Añade las patatas y la batata cortaditas y deja cocer un poco, solo un par de minutos, a fuego medio. Añade el caldo y sube a fuego fuerte. Cuando empiece a hervir, añade un toque de sal, la leche y deja cocer unos minutos con la tapa puesta, así el líquido no se consumirá.

  • Segundo paso crema de patatas y esparragos

    Mientras los tubérculos se van cociendo, nos ponemos con las chalotas.

    Pélalas y córtalas en una juliana finita. Pon una sartén al fuego y añade la mantequilla. Deja cocer las chalotas en la mantequilla durante unos 10 minutos a fuego suave-medio con tapa, así dejamos que se ablanden sin que lleguen a dorarse.

    Añade las chalotas a la olla con las patatas y la batata y deja cocer.

    Vamos a cortar las puntas de los espárragos y los freímos en la misma sartén con la que hemos freído las chalotas hace un momento. Deja el fuego bien suave, salpimenta y deja cocer hasta que tengan una textura al dente.

  • Tercer paso crema de patatas y esparragos

    Pasados unos 30 minutos aproximadamente, las patatas tendrán una textura tierna, casi deshecha. Ese es el momento de retirar la olla del fuego, añadir los quesitos y triturar bien con el turmix hasta conseguir una crema con una textura bien fina y suave.

    Añade las yemas de huevo y tritura un poquito más para incorporar bien. Pon la olla al fuego otra vez y deja cocer unos minutitos, solo para acabar la cocción. Añade un toque de nuez moscada rallada al gusto y bate con la varilla de mano para integrar bien. Deja templar y sirve en cuencos decorados con las puntas de espárrago calientes.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de patata y espárragos

¿Qué textura prefieres para la crema de verduras? ¿Densa y contundente o más ligerita? Puedes dar un punto más espeso a la crema quitando parte del caldo antes de triturar, y luego añadiendo a medida que trituramos según vemos la textura. También puedes añadir un poquito de leche o nata si te parece que la textura es demasiado espesa y quieres aligerarla.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana