Crema de calabaza con roquefort

(9)

Las cremas te solucionan cualquier cena ligera. Son fáciles de hacer y sacian el apetito, ¿te atreves con esta buenísima receta de calabaza con roquefort?

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Crema de calabaza con roquefort

  • Primer paso crema de calabaza con roquefort

    Vamos a empezar esta receta de crema de calabaza con roquefort pelando las verduras. Te recomendamos que si quieres ahorrar tiempo compres la calabaza ya pelada porque es costoso. Si es así, simplemente quítale el plástico y deja que respire.

    Si por el contrario la tienes entera, ¡te explicamos bien cómo cortarla!

    Primero córtala por la mitad con el cuchillo grande. Luego, quítale las semillas y los hilos con una cuchara. Es importante porque si no van a quedar ahí en la crema y la textura no va a ser la correcta. Apoya la parte plana sobre una tabla de cortar y pela la piel con un pelador de verduras o un buen cuchillo. Si lo haces con el cuchillo, haz cortes de arriba a abajo, empujando la piel hacia la tabla de corte. Después, procede a cortarla en trozos pequeños. Cortarla en trozos pequeños no es un capricho, esto nos ayuda a que la superficie que luego vamos a dorar sea mayor y, por lo tanto, sepa mejor.

    Tras acabar con la hortaliza, nos ponemos con la cebolla. Pela la cebolla y córtala en trozos. Haz lo mismo con la patata: la pelas, la limpias y la cortas a trozos medianos.

    ¿Lo tenemos? Pues pasamos al segundo paso.

  • Segundo paso crema de calabaza con roquefort

    En una cazuela, derrite una cucharadita de mantequilla. Una vez derretida, añade la calabaza y sube el fuego a medio/fuerte. Tienes que dejar que la calabaza se dore bien. Si lo haces en diferentes tandas, tendrás mejor todos los trozos dorados. Normalmente si los echas todo a la vez, los de más arriba nunca llegan a dorarse.

    Cuando lo tengas, incorpora la cebolla y saltea. Deja que se poche un poco. Añade la patata y rehoga un poco. Después, incorpora el Caldo Casero de Verduras 100% Natural de Gallina Blanca. Lleva a ebullición. Cuando hierva, baja el fuego, tapa la cazuela y deja cocinar unos 20 minutos.

  • Tercer paso crema de calabaza con roquefort

    Deja enfriar ligeramente antes de pasar la mezcla por la batidora. Añade la leche, la nata, la sal y el roquefort troceado. El roquefort es curioso porque solo puede elaborarse a base de leche cruda de oveja Lacaune. Lacaune es una raza de oveja originaria de una región del sur de Francia con ese mismo nombre. Desde hace años, esta oveja está presente en otros muchos países. Gracias a ella, nosotros podemos tener esta delicia de queso.

    Tras añadir todo, es el momento de triturar hasta que se mezcle todo bien y no quede tropezones. Sirve.

    ¡Ya lo tienes! Ahora puedes disfrutar de esta buenísima receta. Si te ha gustado, no dejes de explorar otras alternativas teniendo de ingrediente la calabaza. Prueba a incorporarla en esta receta de albóndigas con salsa de calabaza, en el relleno de unos raviolis o como acompañamiento de un guiso de consejo con aceitunas. ¡Te encantará!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de calabaza con roquefort

Darle un toque especial a tu sopa es muy simple. ¡Agrégale algún topping! Además de los socorridos picatostes también tienes otras opciones que realzarán tu plato. Añade un poco de manzana pochada, de jamón york o incluso unos trocitos de chorizo salteados.

 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana