Carne Mechada

(2)

Hoy te contamos cómo hacer carne mechada, una preparación muy sencilla que nos permite obtener un plato repleto de sabor. 

Cómo preparar carne mechada

Para elaborar esta receta de carne mechada se necesita básicamente una pieza grande de carne cuyo interior se unta y se adereza con diferentes ingredientes.Ver más...

  • > 60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Dúo Guisos de Carne

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Carne Mechada

  • Cómo preparar Carne Mechada- Paso 1

    PASO 1

    Lava las patatas, colócalas en una olla con abundante agua y hiérvelas durante 20 minutos aproximadamente, hasta que estén tiernas, escurre, deja templar, pela y córtalas a láminas.

  • Cómo preparar Carne Mechada- Paso 1

    PASO 2

    Limpia la carne de excesos de grasa. Pínchala con la aguja de mechar e introduce en cada agujero el jamón y las hortalizas cortadas a tiras. Envuélvela con una redecilla de cocinar para que no pierda la forma.

  • Cómo preparar Carne Mechada- Paso 2

    PASO 3

    Engrasa con cuatro cucharadas de aceite de oliva la cazuela. Dora la carne por todos los lados, vierte el vino y añade la pastilla Avecrem Dúo Guisos de Carne desmenuzada. Remueve y, cuando se haya evaporado el líquido, cubre la carne con agua. Agrega el laurel y cocínalo todo a fuego suave durante 1 hora aproximadamente. Retira la carne del fuego, deja templar la carne, córtala a láminas y sírvela acompañada de las patatas.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Carne mechada

Tanto para preparar bocadillos como para servir al plato, la carne mechada se debe cortar en lonchas. Pero, para evitar que se rompa o desmenuce, estos cortes hay que hacerlos cuando la carne se haya enfriado.

cortar la carne mechada en lonchas
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

En esta ocasión, te contamos cómo hacer carne mechada utilizando cabecera de lomo, pero también puedes preparar este plato con otras piezas, como por ejemplo la falda o la aguja.

A la hora de mecharla, te proponemos emplear jamón, pimiento verde y pimiento rojo cortados a tiras. Sin embargo, las posibilidades son muy amplias y variadas. Si te apetece, puedes utilizar otros ingredientes como bacon, salchichas, frutos secos… 

Una deliciosa salsa para carne mechada

En cuanto al acompañamiento, la salsa para carne mechada que te sugerimos en esta preparación está realmente exquisita y le da un sabor excelente al plato. Sin embargo, si lo prefieres, también puedes elaborar una salsa diferente para darle un toque original a tu receta de carne mechada. Por ejemplo, te quedará exquisita si la sirves con una salsa de manzana o con una salsa de almendras y

Fría o caliente

Aunque en la receta de carne mechada que te proponemos la carne se sirve templada, lo cierto es que también queda deliciosa si la comes fría. Además, esta preparación es también una solución excelente y muy original para preparar unos sabrosos bocadillos o emparedados para llevar de pícnic.

Una receta con muchas variantes 

No hay solo una manera de cómo hacer carne mechada, este plato tiene muchas variantes. En Andalucía, sobre todo en la parte occidental, en las provincias de Cádiz, Huelva, Sevilla y Córdoba, paradójicamente se suele hacer sin mechar. La carne “mechá” como la llaman allí, para la que también utilizan cabecera de lomo, la hacen en una olla a presión con cebolla, ajo, laurel, pimienta negra y aceite de oliva. Podría considerarse más una carne adobada que mechada y, como refrigerada se conserva durante varios días, es muy típico filetearla para comerla en bocadillos.  

En Chile, donde es un plato muy tradicional, la hacen con carne de vacuno, puede ser falda o aguja y, al plato, la suelen acompañar con patatas fritas, puré de patatas o zanahorias, pimientos o longanizas en la carne es similar a como los mineros ponen las mechas a los cartuchos de dinamita en la mina. 

La cabecera de lomo que utilizamos para nuestra receta de carne mechada es la parte del lomo más cercana a la cabeza del cerdo. Este corte es más graso y más jugoso que el resto del lomo. Por eso es ideal para cocinarlo entero, en una cazuela como te proponemos aquí o, como también se suele hacer, en olla a presión. Otra opción es hacerla al horno, también quedará jugosa por dentro pero más crujiente por fuera, y acompañarla de una salsa para carne mechada. 

No hay como preparar carne mechada para compartir con nuestros invitados en un pícnic. ¡Anímate a cocinarla!