Pollo al horno: 11 maneras de prepararlo

()
recetas_Pollo al horno_11 maneras de prepararlo_gallina blanca

El pollo es uno de los animales más consumidos. Esto se debe a su inmejorable gusto y que es un ingrediente muy versátil. Combina con muchos otros ingredientes y, además, es muy fácil de preparar. Hoy te vamos a mostrar algunas recetas de pollo al horno, así como otras maneras de prepararlo. Para empezar, queremos hacerlo con una deliciosa receta de pechuga de pollo en salsa de champiñones. Un básico con su intríngulis que sin duda hará las delicias de todos, incluidos los más pequeños. En otras palabras: un gran plato para practicar el noble arte del ‘toma-pan-y-moja’. Salsas hay más que personas en el mundo. Afortunadamente, el pollo es tan versátil y agradecido que el problema se reduce a uno: ¿qué salsa nos gusta?

Ponemos la mano en el fuego de que cualquier salsa que se te ocurra quedará bien con unos buenos filetes de pechuga de pollo. Como decimos, el pollo es un alimento que permite muchas combinaciones y hacerlo con muchas salsas. Si quieres ver una de las maneras de hacerlo, sigue leyendo. Para elaborar unas deliciosas pechugas de pollo en salsa de champiñones, lo primero que haremos será asar las pechugas de pollo -preferiblemente fileteadas finas- en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Reservamos. Añadimos dos cucharadas soperas de aceite de oliva en la misma sartén y sofreímos la cebolla y el ajo picados muy finos durante 10 o 12 minutos. Transcurrido este tiempo añadimos los champiñones y subimos el fuego para que se evapore toda el agua que sueltan. Cuando el champiñón esté bien cocido, bajamos el fuego a medio e incorporamos el Caldo Casero de Pollo, la nata líquida y mezclamos bien. Llevamos a ebullición. Hacemos un pequeño paréntesis en la pechuga de pollo con champiñones. Finalmente, disponemos las pechugas que teníamos reservadas a la sartén con la salsa y añadimos el parmesano y la cucharadita de pimienta negra. Dejamos cocer durante unos 5 minutos para que el sabor de la salsa se integre bien en el pollo y emplatamos de seguido en caliente. ¡Esperemos que te haya gustado este pollo con salsa de champiñones!

Pechugas de pollo rellenas al horno

Ahora vamos con las recetas estrella de pollo al horno. Cuando pensamos en pollo al horno, muchas veces se nos viene a la cabeza las pechugas de pollo rellenas al horno. Son muy fáciles de hacer y resultan exquisitas. Puedes hacerlas tanto en comidas como cenas especiales y seguro que dejarás a todos con la boca haciendo agua. Te contamos rápidamente cómo puedes ponerte manos a la obra con estas pechugas de pollo rellenas al horno. Para esta receta puedes utilizar cualquier tipo de queso, desde lonchas de queso especiales para sándwiches hasta queso de cabra o roquefort. Escoge el que más te guste y ¡prepárate para disfrutar! ¡Sigamos con las pechugas rellenas al horno! Abre las pechugas transversalmente con la ayuda de un cuchillo, y pon en el interior de cada una de ellas una loncha de queso y otra de bacón. Forma un rollo con cada pechuga. Utiliza un palillo para que queden bien cerradas y no se abran durante la cocción. Pon las pechugas en una bandeja para el horno. Rocíalas con aceite de oliva y espolvoréalas con la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Hornea las pechugas a máxima potencia durante 20 minutos, con el horno precalentado. Cuando estén listas, retírales el palillo y ¡listo! Esperemos que te hayan gustado estas pechugas de pollo rellenas al horno. Cabe destacar que para esta receta hemos utilizado un relleno para las pechugas de solo bacón, queso y Avecrem Caldo de Pollo, pero puedes utilizar los ingredientes que más te gusten. El resultado son unas pechugas sabrosísimas y muy jugosas. Si tienes niños, verás cómo se las comen en un abrir y cerrar de ojos. Esperamos que hayas disfrutado esta receta, y no dudes en mostrarnos como te ha quedado si decides hacerla ¡Sigue leyendo para más recetas! Prueba estas recetas de pollo al horno con vino blanco, esta de pechuga de pollo rellena al horno, esta de pollo al horno con patatas y cebolla y esta de pollo al horno con naranja.

Alitas de pollo al horno

Las alitas de pollo son una de las partes mas consumidas de este animal. Gustan a grandes y pequeños y son muy nutricionales. Además, si las preparas sin piel veras que contienen bastante menos grasa. Tienes que saber que el cocinado al horno es muy beneficioso si estás intentando mantener tu línea. Ya que este tipo de cocinado hace que los alimentos mantengan su sabor autentico sin que añadir grasa extra como pasa por ejemplo cuando los freímos. Así que recuerda, el horno es tu mejor aliado. Y ahora que ya sabes un poco mas sobre las alitas de pollo y el cocinado al horno vamos a por la receta. Vamos a empezar con esta receta de alitas de pollo al horno. Primero corta las alitas en tres partes. Hacerlo es muy fácil sigue la articulación y elimina la punta que carece de carne. Después puedes quitarle las partes sobrantes de piel y proceder a extenderlas sobre la placa del horno. Ahora ya tenemos la parte más difícil de esta receta hecha, como ves es una receta muy fácil de preparar que disfrutarás mucho una vez tengas terminada. ¡Seguimos con la receta! Seguimos con la receta de alitas de pollo al horno y lo hacemos con la salsa. Para ello, pon en un cuenco la miel, la salsa de soja, el pimentón y las cucharadas de aceite. A continuación, tendrás que batirlo todo bien hasta que la mezcla quede bien unificada. Como ves, es una salsa muy fácil de hacer y va a hacer que tus alitas de pollo queden de perlas. Ya estamos casi al último paso de la receta. Solo nos queda empaparlas bien con la salsa para que cojan todo el sabor. Unta las alitas con la mezcla anterior. Te recomendamos que también las sales un poco ya que en la salsa no hemos echado sal. Te recomendamos que tengas el horno previamente calentado durante 10 minutos a 190 grados durante 25 minutos. Retíralas y sirve. Puedes acompañar este plato con unas patatas panaderas, ¡quedará riquísimo! Como seguramente sabes, hasta hace cosa de no muchos años comer pollo y carne en general en España era considerado todo un lujo. Animales como el pollo quedaban reservados para las grandes cenas y eventos como las de Navidad. Y ahora, es de destacar el hecho de que en 40 años el pollo ha pasado de ser un producto de lujo a un bien de gran consumo. En España la industria del pollo despegó en los años 60. Puedes probar estas recetas de pollo al horno con cerveza, pollo al ajillo al horno, muslos de pollo al horno o pollo al horno con pimientos

Como curiosidad

En este artículo hemos hablado de distintas maneras en las que puedes hacer tus recetas de pollo. Pero ahora para finalizar, queremos contarte a cuándo se remonta la relación de los humanos con el pollo. Como sabéis esta ave es muy popular y se usa para gran variedad de platos y preparaciones. Lo cierto es que el origen de la relación de esta especie con el ser humano se remonta al Neolítico, concretamente en el marco del cambio de sociedades cazadoras-recolectoras a agricultoras-ganaderas. Algunas fuentes cuarenta que las primeras gallinas y pollos domesticados es probable que provengan de la India y que estuviesen allí hace ya más de 4000 años. Pero cabe destacar que los primeros datos sobre la domesticación de gallos vienen de lugares como China, Egipto o Creta durante el 1400 antes de Cristo. En Europa la domesticación de estas aves llegaría más tarde, concretamente en el año 700 antes de Cristo. Los estudios demuestran que los celtas del norte disponían de pollos antes de que el imperio romano se hiciera con la bretaña. Más tarde serían los romanos que mediante sus rutas comerciales entre colonias fomentarían la cría de gallos, gallinas y pollos en general por todo Europa durante los primeros siglos después de cristo. A partir del siglo XV, el intercambio cultural que se produjo entre la vieja Europa y “El Nuevo Continente” debido a la colonización española en América, permitió que el pollo y los gallos fueran llevados hasta América y pasaran a formar parte de sus costumbres gastronómicas y culturales. Para celebrar la buena cosecha por ejemplo se celebraban grandes banquetes que contaban con este animal como plato principal. Mira estas recetas faciles y rápidas. Como seguramente sabes, hasta hace cosa de no muchos años comer pollo y carne en general en España era considerado todo un lujo. Animales como el pollo quedaban reservados para las grandes cenas y eventos como las de Navidad. Y ahora, es de destacar el hecho de que en 40 años el pollo ha pasado de ser un producto de lujo a un bien de gran consumo. En España la industria del pollo despegó en los años 60. Fue en esa época donde con los incipientes avances tecnológicos de la época los procesos de crianza de esta ave empezaron a hacerse más baratos. Hoy en día, el pollo, es la carne fresca con más demanda en España y al ser un animal tan versátil permite poder crear multitud de recetas y platos como este de pechugas de pollo rellenas al horno que te mostramos a continuación. Mira estas recetas con pollo. Además puedes probar estas recetas de pollo al horno con curry, pollo marinado al horno o rollitos de pechuga de pollo y bacon con salsa de champiñones al horno.

Valora este artículo