Potajes y guisos de Cuaresma

(5)

Cuando llega la época de Semana Santa, aunque no todas las tradiciones se han mantenido y muchas se han modificado, uno de los platos que primero se nos viene a la mente es el de los guisos y potajes. Este plato es uno de los más comunes en nuestro país durante esta festividad y tiene su porqué. 

Su razón de ser, como no podía ser de otra manera, es religioso, ya que como sucede en la mayoría de las culturas y religiones, existe un tiempo de abstinencia durante el año en el que se busca la depuración corporal que va intrínsecamente unida a la espiritual. Una tradición que data desde la antigüedad y que tenía un carácter sagrado y religioso. 

Pero dejemos la religión a un lado y aprovechemos estas tradiciones para disfrutar de la cocina con algunas de las recetas de platos y guisos más típicos de esta época del año.

Sustituir la carne por otros alimentos

En época de Cuaresma está prohibido comer carne los viernes. Por eso, las recetas que se elaboraban antiguamente respetaban esta tradición religiosa y todos los menús estaban elaborados a base de pescados y verduras que se preparaban en forma de guisos. De esta manera, una familia entera se alimentaba y entraba en calor en días tan fríos como los del invierno.

Pero, sin duda, dos de los ingredientes estrella de la Cuaresma son los Garbanzos con bacalao y espinacas. De hecho, ambos junto con las espinacas dan lugar al conocido potaje de vigilia que se consume todos viernes de este período y, en especial, el día de la Pasión. Se prepara con bacalao en salazón, garbanzos, espinacas, cebolla, ajos, aceite, pimentón y huevo duro. 

receta de garbanzos con bacalao y espinacas

Ahora bien, también tienes la opción de hacerlo sin bacalao con una receta igual de sabrosa: garbanzos con espinacas. Además, es aún más sencillo de hacer, simplemente preparara un buen sofrito de cebolla y ajos, y agrega pan, perejil, pimentón, laurel, espinacas, huevos, Avecrem y agua. Después, incorpora los garbanzos y deja que el guiso vaya tomando forma y gusto. 

El bacalao, el ingrediente clave

Una Semana Santa sin bacalao no sería lo mismo. Este pescado tan apreciado en nuestra gastronomía, es el mejor sustitutivo de la carne y nos permite hacer platos muy completos y nutritivos. Por eso, es un indiscutible durante este tiempo de abstinencia. Así que otra receta deliciosa que puedes cocinar son los garbanzos guisados con bacalao y panecillos.

receta de garbanzos guisados con bacalao y panecillos

Este plato es ideal para reconfortarte en los días fríos y entrar en calor. Además de los ingredientes evidentes del título también se cocina con una gran variedad de alimentos que le dan el sabor justo y necesario: zanahorias, cebolla, tomate, laurel, huevo, patatas y espinacas. Un plato de cuchara variado y sabroso. 

Eso sí, si quieres variar de legumbre, hay muchos otros platos de guisos y potajes que te van a encantar. Por ejemplo, el potaje de judías y calabaza, que además añade maíz, sofrito de tomate y se sirve con arroz blanco. Facilísimo y muy rico. 

receta de potaje de judias y calabaza receta de guiso de verduras

 

La otra opción para estos días de abstinencia puede ser este guiso de verduras, con ingredientes mediterráneos y súper saludables. Guarda cierto parecido a un pisto y se hace con brócoli, coliflor, zanahorias, apio y sofrito de tomate, y el toque dulce lo aporta la canela. ¡Queda buenísimo!

Y ya, por último, una receta que combina verduras y legumbres: Potaje de garbanzos y hierbabuena

receta de potaje de garbanzos y hierbabuena

Con estas sensacionales ideas ya tienes todo lo que necesitas para aprovechar al máximo los días de Cuaresma y preparar aquellos potajes y guisos más saludables y tradicionales de nuestro recetario.

Valora este artículo