guiso de alcachofas

(9)

Las alcachofas son uno de nuestros ingredientes favoritos en invierno, porque son sanísimas y porque le dan un sabor muy particular a los platos. Hoy las preparamos en este guiso con un toque de jamón que seguro que te va a encantar. ¡Toma nota!

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer guiso de alcachofas

  • Empezamos limpiando y cortando las alcachofas para el guiso. Mientras las cortamos y manipulamos, las alcachofas pueden oxidarse, por eso preparamos un bol de agua con un poquito de zumo de limón, así las podemos dejar reposar mientras seguimos preparando la receta sin que se oxiden. Deja el bol a un lado preparado y nos ponemos a limpiar las alcachofas. Primero debemos retirar con las manos las hojas exteriore, las más verdes y secas, para quedarnos con el interior, de un color más amarillento. Luego pela el tallo con un cuchillo, así eliminamos toda la parte más fibrosa. Ahora corta la alcachofa por la mitad, de arriba a abajo, para quedarte con dos partes iguales. Corta la punta de las hojas, que estará demasiado seca, y quédate con la parte central. Solo faltará retirarle la barba que tiene el corazón de la alcachofa con la punta del cuchillo, y listo. Cada vez que acabes de cortar una alcachofa, déjala reposar en el agua con zumo de limón y así mantendrán el color y el sabor. Vamos a cortar la cebolla finita para este guiso. Te contamos cómo cortar la cebolla en brunoise: Primero corta ambos cabos de la cebolla y usa la superfície plana que has creado para apoyarla encima de la mesa de corte. Córtala por la mitad y pela con las manos la capa exterior de ambas mitades. Ahora tienes dos mitades de cebolla lista para cortar con un costado plano. Apóyalas en la mesa de corte por el lado plano, y haz cortes de un lado a otro de forma longitudinal. Sujeta la cebolla y córtala creando capas de arriba a abajo. Ahora, simplemente sujetándola córtala de un lado a otro de forma horizontal y tendrás unos cubitos perfectos. El jamón puedes comprarlo ya cortado a daditos, pedirle a tu charcutero que lo corte por ti o cortarlo en casa. Si tienes una pieza de jamón entera, corta de forma horizontal y luego de forma vertical para tener fácilmente los cubitos de jamón.

  • Pon a calentar una cazuela con un poquito de aceite de oliva virgen extra. Añade la cebolla cortada y sofríe ligeramente hasta que tenga un color transparente. Añade los cubitos de jamón y sofríe todo junto. El jamón soltará todo su aroma y la cebolla se quedará impregnada de ese sabor. Ahora añade las alcachofas que hemos cortado y dejado reposar en limón. Escúrrelas bien para no añadir más agua de la necesaria al guiso. Añade también la harina y remueve bien para deshacer cualquier grumo que se cree.

  • Añade el caldo y mezcla para incorporarlo bien. Cuece a fuego lento todo junto durante 30 minutos. El guiso debe quedar espeso y las alcachofas tiernas y bien cocidas por dentro.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Guiso de alcachofas

Puedes añadir un poco de colorante alimentario, como el que se usa habitualmente para dar color a las paellas y arroces, para darle un tono amarillo más intenso al guiso.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana