Sopa de tomate y patatas

(1)

Hoy preparamos una receta sana y ligera que sienta igual de bien en verano que en invierno porque sabe igual de bien fría que caliente. ¿Sabes cuál es? ¡Es la sopa de tomate y patatas! Te contamos cómo prepararla:

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Información nutricional

  • Energía

    505kcal

  • Hidratos

    74.5g

  • Proteínas

    10.6g

  • Grasas

    14.9g

Cómo hacer Sopa de tomate y patatas

  • Empezamos picando bien fina la cebolla. ¿Te hace llorar cortar la cebolla? Tienes dos opciones para evitarlo: la más fácil, compra cebolla congelada ya picada. Si lo haces así, ponla a sofreír antes que el resto de ingredientes para dejar que pierda un poco el agua. a segunda opción es afilar bien el cuchillo con el que vas a cortar, así es mucho más difícil que se desprenda el líquido culpable de irritarnos los ojos. Empezamos a picar la cebolla cortándola por la mitad y arrancando la capa exterior y cualquier otra capa que esté pocha. Cortamos la parte superior de la cebolla y apoyamos las dos mitades planas encima de la tabla. Cortamos un par o tres de veces en horizontal, desde la tabla y hacia arriba, para crear capas en la cebolla. Sujeta la cebolla y haz unos cortes en vertical, llegando casi hasta la raíz, pero sin cortarla. Ahora ya puedes cortar la cebolla desde la punta hasta la raíz y conseguirás unos cubitos muy finito, del tamaño que queremos para la sopa de tomate y patatas. Cortamos también los dos tipos de pimiento. Primero los lavamos bien con agua y los secamos. Vamos a cortar los copetes de los pimientos y los desechamos. Cortamos las puntas y las desechamos también. Ahora hacemos un corte de arriba a abajo de cada pimiento para abrirlos en forma de abanico. Quitamos con el cuchillo de puntilla los restos de semillas y los hilos blancos en el interior. Cortamos a tiras de arriba a abajo, las agrupamos de tres en tres y las volvemos a cortar para conseguir unos cubitos pequeños. Reserva los pimientos cortados, no importa si los mezclas, porque vamos a añadirlos a la sartén a la vez. Pelamos los tomates intentando no quitar también parte de la carne del tomate. Retiramos las hojas en la parte superior y cortamos por la mitad. Retira las semillas y corta el resto de la carne en daditos pequeños. Reserva de momento. Corta ambos cabos del ajo y retira la piel. Pónlos en el mortero y machácalos bien hasta que sean un puré. Reserva de momento. Pelamos bien las patatas y las cortamos en rodajas gruesas.

  • En una cazuela, pon a calentar un poquito de aceite y rehogamos la cebolla, los pimientos y el ajo a fuego medio hasta que estén tiernos. Añade el tomate y rehoga 10 minutitos más, mezclando para que no se pegue al fondo de la cazuela. Añade las patatas, mezcla bien para integrarlas y deja cocer un ratito más, hasta que la cebolla esté totalmente transparente.

  • Añade las pastillas de avecrem desmenuzadas, el agua, la hoja de laurel, la ramita de tomillo, la de orégano y la de romero. Deja cocer a fuego medio, mezclando de vez en cuando para que no se queme, y aparta del fuego cuando las patatas estén tiernas. Pon un poquito de pan seco en cada plato donde vayas a servir la sopa. Riega el pan con la sopa fría o caliente, según como la quieras servir, hasta llenar cada ración. ¡Listo!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de tomate y patatas

Decora tu sopa con unas gotitas de nata líquida de cocina, yogur o crema de soja o de avena. El contraste que dará el color blanco respecto el resto de la sopa es muy bonito. También puedes añadir un poquito de perejil picado y así crear más contraste de color todavía.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana