Sopa de almejas con patatas

(6)

Las sopas son unas de las opciones perfectas para huir del frío, y encima son superversátiles: de verduras, de carne, de fideos o una sopa de almejas con patatas como esta. ¡Una delicia!

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Sopa de almejas con patatas

  • Primer paso sopa de almejas con patatas

    Para empezar a hacer esta receta, tendremos que empezar pelando las patatas y enjuagándolas bien. No las cortes, ponlas en una olla grande y las cueces directamente. Cuando el agua rompa a hervir desmenuza una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y remueve un poco para distribuir el sabor. ¿Quieres saber si tus patatas están cocidas? Fácil, pínchalas con un tenedor. Éste tendrá que hincarse fácilmente en la patata, lo que nos indicará que ya está lista. Así que, si están hechas, escúrrelas y reservarlas fuera del fuego y en agua fría para que que luego puedas manejarlas sin quemarte. Una vez listas las patatas, ponte con las almejas. Colócalas en una olla con un poquito de agua al fondo y pon una tapa. El calor y el vapor hará que las almejas se abran. Hecho esto, saca a los moluscos de sus conchas. En una sartén dora las almejas con un poco de aceite de oliva virgen extra y un poco de aceite de oliva virgen extra y perejil picadito muy fino.

  • Segundo paso sopa de almejas con patatas

    Cuando las almejas estén doraditas, cocinadas pero no duras, resérvalas en un bol y seguimos con las patatas que teníamos enfriando. Las patatas, gracias a su almidón, nos va a ayudar a espesar ligeramente la sopa y quedará una textura más cercana a una crema que la textura tan líquida que nos podemos encontrar en las sopas tradicionales.

  • Corta las patatas en cuadraditos y chafa estos trocitos de patata haciendo un “puré”. Coge una olla y vierte dos tazas de Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca, un poquito de aceite y el puré de patata rápido que hemos hecho machacando las patatas. Remueve para que todo se combine bien y quede más o menos homogéneo. Cuando empiece a hervir, añade las almejas. Deja que se atempere y sírvela. Para darle un poquito de sabor, puedes añadir un toque de tu hierba favorita, como por ejemplo el perejil fresco picado, orégano o incluso una pizquita de cilantro. ¡Quedará fresco, agradable y superrico! Otras opciones para hacer esta sopa son, si no te gustan mucho las almejas, los langostinos. Los pasos son exactamente iguales, pero sustituyendo las almejas por este otro marisco. Incluso puedes darle un toque picante incluyendo una pimienta picadita, ¡quedará rica y supersabrosa!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de almejas con patatas

Cuando cocemos las patatas, éstas absorben gran cantidad de líquidos, cosa que puede hacer que pierdan su sabor. Para que no absorban tanto líquido, cuécelas en caldo después de haberlas pelado. Después, tritúralas con un tenedor o un machacador de patatas para hacer un puré.

 

 

el gusto de las patatas
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana