Masa filo rellena de queso, jamón y dátiles | Recetas Gallina Blanca

(23)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Descubre la receta de masa filo rellena de queso, jamón y dátiles. ¿Estás listo para un festín de sabores? 

La masa filo, originaria de la cocina griega y turca, es una verdadera joya culinaria. Con su textura crujiente y ligera, envuelve con maestría los ingredientes que le pongamos dentro. Pero, ¿sabías que también es una opción más ligera que otras masas? Sí, así es. Esta maravilla filo es conocida por ser baja en calorías y grasa, ¡perfecta para aquellos que quieren cuidar su línea sin renunciar al placer de comer! 

Ahora, hablemos de los rellenos. El queso, ese ingrediente que hace feliz a cualquiera, se derrite dentro de nuestra masa filo, aportando cremosidad y sabor. Además, ¡es una excelente fuente de calcio para nuestros huesos! Y no podemos olvidar el jamón, que añade un toque salado y una textura jugosa a cada bocado. Y los dátiles, ¡ah, los dátiles! Dulces y deliciosos, son como pequeñas joyas naturales llenas de energía y fibra. 

Esta receta no solo es una delicia para el paladar, sino también una combinación perfecta de ingredientes nutritivos. El queso nos proporciona proteínas y calcio, el jamón nos aporta proteínas magras y hierro, y los dátiles nos llenan de energía y fibra. ¡Una verdadera explosión de beneficios para nuestro cuerpo!

¿Listo para deslumbrar con esta delicia gastronómica? ¡Pues manos a la obra! Déjate seducir por el crujiente abrazo de la masa filo y los deliciosos rellenos que esconde en su interior. ¡Que aproveche!

Ingredientes para Masa filo rellena de queso, jamón y dátiles | Recetas Gallina Blanca

Cómo hacer Masa filo rellena de queso, jamón y dátiles | Recetas Gallina Blanca

  • Paso 1: Precalienta el horno a 200 °C mientras preparas la masa filo. Coloca cuatro hojas de masa filo sobre la encimera y derrite una cucharada de margarina en el microondas. Con un pincel, unta cada hoja de masa filo con la margarina derretida. Coloca otra lámina de masa filo encima de cada una y repite el proceso hasta usar todas las hojas. Dobla los extremos de cada esquina y colócalas en una bandeja de horno previamente untada con margarina.

  • Paso 2: Distribuye las lonchas de queso en trozos sobre toda la masa filo. Luego, coloca las lonchas de jamón serrano, previamente cortadas en trozos pequeños, sobre el queso. Finalmente, esparce los dátiles, también cortados en trozos, de manera uniforme sobre la superficie de la masa filo.

  • Paso 3: Introduce la bandeja en el horno precalentado y hornea durante 7 a 10 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso completamente derretido. Este tiempo puede variar según la potencia de tu horno, así que mantén un ojo en la preparación para evitar que se queme.

  • Paso 4: Una vez que esté lista, retira la bandeja del horno y deja que la masa filo rellena de queso, jamón y dátiles se enfríe un poco. Luego, córtala en cuatro partes iguales y sirve para disfrutarla caliente.

  • ¡Listo para deleitar a tus invitados con esta exquisita tarta salada!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Masa filo rellena de queso, jamón y dátiles | recetas gallina blanca

Un consejo fundamental para preparar la masa filo rellena de queso, jamón y dátiles es asegurarte de trabajar con la masa filo de manera rápida y cuidadosa. La masa filo es delicada y tiende a secarse rápidamente, lo que puede dificultar su manipulación y afectar la textura final del plato. 

Para evitar que la masa se seque, es importante tener todos los ingredientes y utensilios listos antes de comenzar a trabajar con ella. Esto incluye el queso, el jamón, los dátiles y la margarina derretida, así como un pincel para untar la margarina sobre las capas de masa filo y una bandeja de horno previamente engrasada. 

Una vez que hayas preparado la masa filo y la hayas colocado en la bandeja de horno, procura rellenarla de manera uniforme y distribuir los ingredientes de manera equitativa sobre toda la superficie. Esto garantizará que cada bocado esté lleno de sabor y textura. 

Durante el horneado, mantén un ojo vigilante sobre la masa para evitar que se queme. La masa filo tiende a dorarse rápidamente, así que es importante estar atento y retirarla del horno tan pronto como esté dorada y crujiente. 

Finalmente, una vez que hayas sacado la masa filo del horno, déjala enfriar ligeramente antes de cortarla y servirla. Esto permitirá que los sabores se asienten y que la masa adquiera la textura perfecta.

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!


 

 

 

*Campos obligatorios