Consejo para endurecer la masa de croquetas y buñuelos

El secreto para lograr la masa de croquetas perfecta sin que sea demasiado líquida ni demasiado espesa dependerá de la cantidad de relleno. Para hacer la bechamel se necesita la misma cantidad de harina que de mantequilla (o aceite). Unos 120 gramos de cada ingrediente por litro de leche dará una textura más cremosa. pero si lo que buscas es una textura más compacta hay que usar 160 gramos de cada ingrediente por cada litro de leche. Por cierto, de nada servirá el truco si no se rebozan bien porque se abrirán al freírlas. Si es posible, deja las croquetas rebozadas 15 minutos en la nevera. El rebozado se seca, se endurece y el resultado es mucho más sabroso