guiso de patatas y puerros

(2)

Hoy preparamos una versión a la jardinera del clásico guiso de patatas y puerro, también conocido como porrusalda. Un plato de cuchara, que calentito entra genial en invierno y es muy agradecido de combinar tanto con carne como pescado.

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Tomate Frito

    100% natural con aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer guiso de patatas y puerros

  • Empezamos preparando uno de los dos ingredientes principales de este guiso: el puerro. Primero lo lavamos bien con agua y cortamos la raíz y la parte de arriba de las hojas, la que tiene un color verde más intenso y una textura más seca. Corta el resto del puerro en rodajas finas y reserva de momento. Vamos con la otra mitad de esta receta: las patatas. Primero las pelamos, las cortamos por la mitad y colocamos las mitades planas encima de la tabla. Cortamos tiras de arriba a abajo, y giramos para volver a cortar y crear unos pequeños cuadraditos de patata. Reserva. Cortamos los dos cabos del ajo y retiramos la piel. Cortamos de arriba a abajo, giramos noventa grados y cortamos otra vez. Reserva el ajo picado. Retuerce el perejil sobre sí mismo para que te sea más fácil cortarlo. Apóyalo sobre la tabla y corta con un cuchillo cebollero. Reserva de momento. Seguimos con la cebolla, primero cortándola por la mitad y arrancando la capa exterior y cualquier otra capa que esté pocha. Luego cortamos la parte superior de la cebolla y apoyamos encima de la tabla. Ahora hacemos unos cortes en horizontal hacia la raíz para crear capas en la cebolla. Hacemos unos cortes en vertical, llegando casi hasta la raíz, pero sin cortarla para que siga sujetando la cuadrícula de cebolla que hemos creado. Ahora ya cortamos la cebolla de arriba a abajo, desde la punta hacia la raíz. Reserva la cebolla picadita. Acabamos de preparar las verduras cortando los pimientos. No te preocupes por mezclarlos, porque vamos a añadirlos a la vez al guiso. Primero lávalos con agua y sécalos un poco. Corta el copete y la punta de los pimientos y deséchalos. Haz un corte a lo largo para abrir los pimientos como abanicos y retira las semillas e hilillos que hayan quedado en el interior de los pimientos. Corta tiras y luego corta esas tiras en cubitos. Reserva.

  • Ponemos una cazuela al fuego con un chorrito de aceite y empezamos a sofreír los ajos y la cebolla picaditos. Cuando tengan un tono ligeramente dorado, añadimos los puerros, los pimientos, las patatas y el tomate frito.

  • Sazona con el perejil y la pimienta molida. Mezcla bien para integrar las verduras y deja cocer a fuego medio unos minutos. Cubre todo con agua y sigue cociendo a fuego medio hasta que todas las verduras estén tiernas, al punto para comer que más te gusta. Sirve un cucharón de verduras en cada plato y decora un con poco de perejil picado.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Guiso de patatas y puerros

Acaba el emplatado del guiso de patatas y puerro sirviendo una ración de las verduras calentitas con un huevo escalfado o frito por encima. La yema del huevo le dará una cremosidad muy especial mezclada con las verduras.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana