Guiso de merluza con patatas

(23)
  • > 60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Si quieres comer pescado y no quieres hacerlo al horno siempre puedes hacerlo a la plancha, aunque el resultado no siempre es el esperado. Por ello, ¿por qué no atreverse con algo diferente? Por qué no lanzarse a probar un riquísimo guiso de merluza con patatas y guisantes.

Ingredientes para Guiso de merluza con patatas

Cómo hacer Guiso de merluza con patatas

  • Guiso de merluza con patatas

    El paso de enharinar es fundamental si queremos que nos quede un guiso de merluza con patatas riquísimo. Para enharinar pescado, todas las harinas son válidas, pero es cierto que muchas veces se dice que la mejor harina para el pescado es la harina de garbanzo. Realmente si no dispones de ella y quieres elaborar este pescado con otro tipo de harina estamos seguros de que también te va a quedar muy bueno. ¡Vamos con el guiso de merluza con patatas! Enharina la merluza y fríela en una cazuela con suficiente aceite. La principal ventaja de la harina de garbanzo es que aguanta muy bien la alta temperatura del aceite, aporta un aroma muy agradable y nos da un crujido muy característico, al freírla queda más crujiente que la habitual, pero sigue manteniendo la jugosidad interior. Sea con la que sea que lo hagas, asegúrate de rebozar bien la merluza con la harina cubriéndolo por todas partes. Ten en cuenta también que es óptimo que quites el exceso de agua del pescado con papel de cocina. No es necesario que esté completamente seco, pero sí todo lo que puedas para que la harina se adhiera bien.

  • Segundo paso de guiso de merluza con patatas

    Reserva la merluza. Sigue pochando la cebolla en juliana en la misma cazuela en la que has frito la merluza, añade el ajo laminado y póchalo junto a la cebolla. Sigamos con la merluza guisada con patatas. Añade pimentón y vino blanco al guiso. Deja que el alcohol se reduzca, incorpora las patatas y moja todo el guiso de merluza con patatas con el Caldo Casero de Pescado Gallina Blanca y deja que se cueza durante unos veinte minutos. Comprueba si las patatas están cocidas correctamente clavando un cuchillo, si este se clava sin esfuerzo, están al punto. Entonces añade los guisantes y la merluza frita. Termina de cocinar hasta que los guisantes estén cocidos, ¡y listo! Como ves, tener un delicioso guiso de patatas y guisantes con merluza es algo para nada complicado, además el resultado es delicioso y muy, muy nutritivo. Este guiso es fácil y tradicional aparte de ser reconstituyente, perfecto para el invierno y los primeros fríos. Los guisantes, además, no son una verdura, sino una legumbre con unas características muy parecidas a la lenteja o la soja. Y, además, los guisantes son la legumbre de la felicidad ya que sus altos niveles de vitamina B1 son capaces de cubrir las dos terceras partes de las necesidades diarias de esta vitamina con tan sólo 200 g. Además, este guiso de merluza con patatas y guisantes es perfecto para añadir proteínas con muy poca grasa a tu dieta, ya que la merluza es un pescado blanco, un tipo de pescado que tiene muy poca grasa y que está altamente recomendado en dietas de adelgazamiento, ¡por lo que es un guiso de merluza ligero que te ayudará a mantener la línea!

     

  • Tercer paso guiso de merluza con patatas

    Ahora que ya dominas esta receta de merluza con patatas, queremos contarte un poco sobre la tradición de comer este rico pescado. Primero hay que decir que la merluza es un pescado blanco de agua salada que vive a 200 metros de profundidad y cada día se mueve hacia la superficie para conseguir alimento, que en su caso consiste básicamente de otros peces más pequeños. Este pescado blanco se encontraba ya en las mesas de los comensales europeos en los primeros siglos de la época contemporánea. En esos tiempos era considerado un pescado bastante apreciado por la nobleza. Cientos de años antes los romanos ya lo utilizaban para realizar salazones en sus factorías ubicadas junto a la costa, además que era un ingrediente habitual en sus platos y lo utilizaban para las recetas especiales para sus “Cenae”, que eran básicamente comidas vespertinas de las altas clases. También en la época medieval, queda patente la presencia de este rico pescado y es que en textos de esa época existen referencias a la captura de merluza a principios del siglo XV. Aluden a los trajineros, encargados de comerciar con el pescado y distribuirlo desde los puertos hacia el interior peninsular.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Guiso de merluza con patatas

¿Quieres saber cómo espesar la salsa de forma natural? En lugar de cortar las patatas, cáscalas, así soltarán el almidón que contienen y espesarán la receta. Para hacerlo, clava el filo del cuchillo en la patata pelada y haz palanca para romper trozos enteros. 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana