Callos con garbanzos

Hoy te contamos cómo hacer callos con garbanzos, un guiso tradicional repleto de sabor, ideal para calentar el cuerpo en los días fríos o en aquellos momentos en los que necesitas una buena dosis de energía.Ver más...

  • > 60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Callos con garbanzos

  • Cómo preparar Callos con garbanzos– paso 1

    PASO 1

    Deja a remojo los garbanzos la noche anterior.

  • Cómo preparar Callos con garbanzos– paso 2

    PASO 2

    Corta los callos en trozos. Lava, pela y pica las hortalizas separadamente. En una cazuela amplia engrasada con 4 cucharadas de aceite, sofríe la cebolla a fuego suave durante 5 minutos.

  • Cómo preparar Callos con garbanzos– paso 3

    PASO 3

    Pasado este tiempo, agrega el resto de verduras, remueve y cocina hasta que se haya evaporado el exceso de líquido. Condimenta con el laurel, una cucharadita de pimentón y la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Remueve, cubre con agua y agrega los callos, los garbanzos y el laurel. Cocínalo todo a fuego suave durante 2 horas aproximadamente, hasta que los garbanzos y los callos estén tiernos y melosos. Retira la cazuela del fuego y sirve.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Callos con garbanzos

Si el día que quieres comer los callos no cuentas con mucho tiempo, una solución es cocinarlos el día anterior y así solo te quedará ponerlos un momento en su salsa antes de servirlos. Para ello pon los callos limpios en agua fría con un diente de ajo, una cebolla pelada y partida en dos, la parte blanca de un puerro, perejil, sal y pimienta. Ponlo a hervir y que se cocinen hasta que queden tiernos. Escúrrelos y resérvalos en la nevera.

cocina los callos el día anterior
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Anímate a prepararlo una de esas jornadas en las que tienes tiempo para dedicarle a la cocina. El resultado es espectacular y, si te sobra un poco para el día siguiente, el sabor del guiso todavía será mucho mejor.

Cómo hacer callos con garbanzos

Tal como puedes ver en esta receta, hacer callos con garbanzos es muy fácil. Solo necesitas unos cuantos ingredientes básicos, una cazuela amplia y bastante tiempo para disfrutar de la cocina, ya que esta preparación necesita un mínimo de dos horas de cocción. 

En función de tus preferencias o de las de tus comensales, puedes añadir o cambiar los ingredientes que te proponemos. Por ejemplo, si quieres que tu guiso sea más contundente, prueba a añadirle morcilla, chorizo, un poco de carne de ternera, trocitos de jamón serrano… 

Guisos de legumbres, tradición en la cocina

La receta de callos con garbanzos que te presentamos en esta ocasión es uno de los muchos platos tradicionales elaborados con legumbres que se pueden comer a lo largo y ancho de la península. De todos es conocido que las legumbres son muy saludables y que nos aportan nutrientes muy beneficiosos para la salud. Por este motivo, los expertos recomiendan consumir entre dos y tres raciones de legumbres a la semana. Si las preparas siguiendo esta receta de callos con garbanzos, obtendrás un plato único la mar de sabroso y nutritivo.

La preparación de los callos

Los callos de vaca son más apreciados que los de ternera porque tienen una consistencia más gelatinosa. Frescos, cocidos en su propia gelatina, envasados al vacío y en lata son algunas de las formas en las que puedes encontrar este alimento.

Si bien generalmente se venden ya limpios y lavados conviene volver a lavarlos en casa con agua y un chorro de vinagre, frotándolos como si se tratara de ropa, ya que tienen un tejido grueso. Una vez limpios se cortan en trozos regulares y se colocan en una cazuela con agua fría para ponerlos al fuego. Cuando comienza a hervir los tenemos que dejar cocer a fuerte ebullición durante unos cinco minutos. Luego se retiran con una espumadera y se ponen debajo de un chorro de agua fría. Así se le quita su sabor tan intenso y de posibles impurezas. Una vez escaldados los callos estarán listos para ser cocinados con el caldo, las hortalizas y, en esta receta de callos con garbanzos, las legumbres que hayamos escogido.

Su alto contenido en hierro hacen que este alimento sea uno de los recomendados para prevenir la anemia ferropénica. Por esta misma razón, su consumo también es muy adecuado para quienes practican deportes intensos, porque sufren un desgaste considerable de este mineral. Este fundamento, y la existencia de muchos platos tradicionales en distintas poblaciones del norte de España que incluyen los callos como ingrediente principal, han convertido a los callos en un habitual integrante de las cartas de restaurantes y albergues visitados por los peregrinos que hacen el Camino de Santiago. 

Sigue los pasos de nuestra receta y haz como ellos, porque no hay como hacer callos con garbanzos para disfrutar de un plato con mucha energía.