Brocoli a la crema

Receta de Brocoli a la crema (61856)

3 Votos | 0 comentarios

Las verduras son sanísimas, lo sabemos. Tienen vitaminas, son buenas para nuestro sistema digestivo, y un largo etcétera. Pero, entre las verduras, sobresale el brócoli. Por eso, hemos decidido ayudarte a incluirlo en tu dieta y en la de tus familiares con esta deliciosa receta de brócoli con crema y patatas.

El brócoli es perfecto para el cuidado de la piel debido, entre otras cosas, a sus altos niveles de vitaminas del grupo E, que protegen a las células de la peligrosa radiación ultravioleta. Además, el brócoli contiene también vitamina C, que estimula la producción de colágeno. Además es muy bueno para el embarazo, debido a sus altos niveles de ácido fólico, proteínas y fibra. Pero, si hay algo que te tiene que convencer para comerlo es su estupendo sabor, conferido por su alto contenido en componentes antioxidantes. Además, al acompañar el brócoli con los carbohidratos de la patata, te da como resultado una receta supercompleta.

Así que no esperes más, dale una oportunidad a esta receta, baja a la frutería para comprar tu buen ramillete de brócoli, ¡ y ponte manos a la obra!

 
  • 20-40 min
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Ingredientes

DALE TU TOQUE PERSONAL...

Cómo hacer Brocoli a la crema

Primer paso brocoli a la crema
Paso 1
Segundo paso brocoli a la crema
Paso 2
Tercer paso brocoli a la crema
Paso 3
  • Paso 1

    En esta receta de brócoli con patatas y salsa bechamel es muy importante este primer paso que, a pesar de su importancia, es muy sencillo: hervir las verduras. Para ello, lleva a ebullición agua en una cazuela y desmenuza en este recipiente una pastilla de Avecrem Verduras. Divide el brócoli en ramilletes más o menos grandes, pica las patatas en láminas finitas y vierte todas las verduras en la cazuela. Deja que se cuezan a fuego bajo y vigílialas ya que queremos que queden al dente.

  • Paso 2

    Mientras el brócoli y las patatas se hacen, ponte manos a la obra para hacer la salsa bechamel. Para ello puedes adelantar un poco de tiempo gracias a Mi Salsa Bechamel de Gallina Blanca. Cocínala según las instrucciones del sobre. Ponle cariño, pero, también algo de pimienta negra y nuez moscada para darle sabor y algo de magia a esta receta. Ve precalentado el horno a 200 grados. Comprueba que las verduras están listas. Para ello, con un tenedor o un cuchillo, pincha una patata. Tiene que poder pincharse sin hacer fuerza y, al pincharse, tiene que mantener la forma. Si están hechas, sácalas de la cazuela. Ten preparada una bandeja apta para cocinar en el horno, que toca la parte más deliciosa de esta receta: ¡gratinar! En esta bandeja, mezclaremos la bechamel con las verduras. Puedes hacerlo como más te guste: por capas o removiendo todo para que quede una masa más o menos homogénea. Lo hagas como lo hagas, espolvorea sobre todos los ingredientes el queso rallado.

  • Paso 3

    Y de ahí, ¡al horno! Gratina el queso hasta que esté dorado. Esta capita de queso gratinado conseguirá mantener todos los aromas de los ingredientes y hará que tu receta esté irresistible.

Sírvela y, ¡ojo! que volará. Puedes acompañar esta receta de una ensalada más fresca, quizá con algo de fruta, como nuestra receta de ensalada de mango y queso azul,  una ensalada diferente, completa y muy, muy rica que encantará a todos tus amigos y familiares.


 

Contenido recomendado...

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate