Gastronomía madrileña: la comida típica de Madrid

(12)

Cuando pensamos en cocina madrileña lo primero que se nos viene a la cabeza es un buen cocido. Sin embargo, la capital de España cuenta con una gran variedad de platos que podríamos situar al mismo nivel que este clásico de su gastronomía. 

Así que hoy queremos hacer un repaso por algunas de las recetas madrileñas más deliciosas, que podrás poner en práctica desde ya. Es nuestro particular homenaje al Día de San Isidro, que se celebra el próximo 15 de mayo. 

Entre las recetas que tendrás el gusto de cocinar, y que seguro harán las delicias de todos los que se sienten a la mesa, están desde los excepcionales platos dulces como las rosquillas, ideales para los más golosos de la casa hasta los callos, todo un clásico de los bares madrileños. Y con este plato empezamos.

Callos a la madrileña

Dejando a un lado las recetas dulces, otro de los platos que no pueden dejar escapar los amantes de la cocina madrileña son los callos a la madrileña. Esta receta, además de ser un plato contundente, podemos encontrarla como tapa en los bares y tabernas más tradicionales de la capital en los que se disfrutan junto a una cerveza fresquita o un buen vino.

Conejo con caracoles

Lo mismo sucede con los caracoles a la madrileña, otra receta típica de Madrid que también es común que se sirva a modo de tapa en los locales más “pichis” de la ciudad. Se cocinan con cebolla, ajo picado, tomate frito, jamón, chorizo y para darle este toque especiado y picante guindilla picada y cilantro. 

Comerlos es toda una experiencia. Y como sabemos que como los de Madrid no hay ninguno, te proponemos hacer una variación de la receta y preparar los caracoles con conejo. Un guiso súper sencillo de elaborar y que si lo dejas reposar estará mucho más rico.  

Calamares encebollados

Pero si hablamos de algo típico no podemos dejar de recomendarte el plato estrella de los bares madrileños, el bocadillo de calamares, una delicia donde la clave está en cómo freír los calamares. Aunque si los fritos no son lo tuyo, una manera en la que también quedan sensacionales es hacer los calamares encebollados

Además para prepararlos, si no tienes mucho tiempo, puedes utilizar calamares congelados y así tener unos calamares tiernos y muy ricos con todo el sabor de la cebolla en poco más de media hora. ¡Ah! Y en esta receta también vas a necesitar el pan pero en este caso para rebañar la salsa que está deliciosa. 

Cocido madrileño

Sería pecado que pasáramos de alto uno de los platos más tradicionales madrileños y de las Fiestas de San Isidro: el cocido. Aunque es un plato que sienta a las mil maravillas en invierno, en celebraciones y festividades de cualquier momento del año es también una receta ideal. Para cocinar el auténtico cocido madrileño se utilizan distintos tipos de carne, legumbres y verduras, requiere algo de paciencia, pero es que está tan rico que el esfuerzo bien merece la pena. 

Tortilla de patatas

Una de las cosas más típicas de San Isidro es comer tortilla de patata sentado en la Pradera de San Isidro, al lado del Manzanares. Así que para no faltar a la tradición puedes elaborarla en casa y comerla tan ricamente junto al río. Seguro que tienes un manera de hacerla infalible, pero déjate sorprender por esta receta de tortilla de patatas con un toque de Avecrem. ¡Verás cómo te queda de buena!

Rosquillas caseras

Y para redondear este recorrido por la cocina madrileña no podían faltar las rosquillas de San Isidro, que son de dos tipos y tienen nombres bien curiosos. Por un lado están “las listas”, las recubiertas de azúcar y con un agujero en el centro, y “las tontas”, que no tienen ni azúcar ni agujero. 

Aunque las podrás encontrar en muchas tiendas de la capital, también puedes seguir la tradición en casa con la receta de rosquillas caseras. Son un poco diferentes de las madrileñas pero igual de irresistibles, además puedes añadir variaciones al dulce y darle un aroma de naranja o de algún licor que te guste. 

Como has podido comprobar con todas estas recetas si vives en Madrid o visitas la capital durante las fiestas y te quedas con hambre… es porque quieres…

Valora este artículo