Si te gusta la carne estarás de acuerdo que quizá uno de los cortes más sabrosos es el del solomillo, tanto de cerdo como de vaca. ¿Y qué tendrá que ver eso con el puré te preguntas? Bien, hoy te vamos a enseñar a acompañar un solomillo con puré.

Es una carne magra y muy tierna que se suele cocinar dorada por fuera y jugosa en su interior. Por lo general, se acostumbra a acompañar con ricas salsas, pero en la receta de hoy utilizaremos dos productos muy característicos del otoño: las setas y las castañas.

Las setas se hacen salteadas en una sartén, mientras que con las castañas haremos un puré delicioso y con un toque dulce. Dos acompañamientos perfectos para degustar este solomillo de cerdo con puré de castañas, un plato con aires otoñales, que por su sencillez y vistosidad tanto puede formar parte de tus comidas del día a día, como sorprender en una comida especial.

Ver más...

Pon pimienta a la carne y trocéala en lonchas de 2 cm de grosor. Déjalas macerar en un cuenco con la salsa de soja y la pastilla de Avecrem desmenuzada durante 15 minutos.
Calienta el aceite en una sartén antiadherente y saltea el solomillo hasta que esté dorado, sin dejar que se cueza demasiado para evitar que se seque.

Pon las castañas a cocer 20 minutos en una olla con agua. Después, retíralas y déjalas enfriar. Cuando estén tibias, pélalas eliminando también la piel fina interior para evitar que amarguen.
Disponlas en un bol y vierte sobre ellas la leche caliente. Pon a fundir la mantequilla, mientras trituras la mezcla de castañas. Incorpora la mantequilla fundida y continúa triturando hasta lograr una textura cremosa. Finalmente, limpia bien las setas y saltéalas unos minutos en una sartén.

Receta destacada

Solomillo de cerdo con puré de castañas

(19)

Si te gusta la carne estarás de acuerdo que quizá uno de los cortes más sabrosos es el del solomillo, tanto de cerdo como de vaca. Por eso, no es de extrañar que se use en infinidad de recetas. Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 pastilla de

    Avecrem Dúo Guisos de Carne

  • 2 solomillos de cerdo pequeños
  • 0,5 kg de castañas
  • 250 g de rebozuelos
  • 200 ml de leche
  • 100 ml de salsa de soja
  • 90 g de mantequilla
  • 10 ml de aceite de oliva
  • Pimienta
  • Perejil
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Los purés pueden también servir para acompañar platos como es el caso de estas recetas. Hoy haremos una Tosta de foie con cebolla caramelizada y puré de manzana. En primer lugar corta las cebollas en juliana fina y ponlas a pochar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Cuando empiecen a ablandarse añade el azúcar, un chorro de vinagre, sal y pimienta. Sigue pochando a fuego suave hasta que se caramelice.

Para hacer la compota de manzana, pela las manzanas y cocínalas en el microondas con una pizca de sal y de pimienta durante 4 minutos aproximandamente. Cuando estén hechas, aplasta y remuévelas bien para que quede un puré homogéneo. Por otro lado, corta el pan en rebanadas y tuéstalas por los dos lados hasta que estén bien doradas. Por último, salpimienta el foie y cocínalo vuelta y vuelta en una sartén sin aceite. Extiende encima del pan una fina capa de compota de manzana y pon el foie encima. Finalmente, coloca un poco de cebolla caramelizada y espolvorea con cebollino picado.

Los purés de verduras son seguramente los más conocidos, aquí te mostramos algunos para tu deleite. Aquí te mostramos algunas de nuestras recetas favoritas como esta de pure de apio y zanahoria. Para empezar, en una cazuela con aceite ponemos la cebolla picada, añadir el apio picado, salar y rehogar de 45 minutos.
Después añadir las patatas y las zanahorias, todo troceado, rehogar y añadir el Caldo de Verduras Gallina Blanca y dejar cocer de 30 a 40 minutos, pasar por el pasapurés y espolvorear con perejil picado y unos picatostes, si gusta.

También os proponemos uno de calabacín. Se pela el calabacín y la patata. Se trocean y se ponen en la olla a presión con 200 ml. de agua (un vaso aprox.). Se cuecen durante seis minutos. Se incorporan los quesitos y la mantequilla y se bate con la batidora.
Se agrega la pastilla de Caldo de Pollo y se deja al fuego unos 2 minutos, dándole vueltas para que no se pegue.
Finalmente se sirve muy caliente. Para que sea un plato completo, se puede cortar a cuadrados una loncha de jamón serrano y ponerla por encima de la crema.

Ahora queremos explicarte un truco para que te quede mejor los purés de patata. Cuando tengas las patatas cocidas y escurridas, pon un poco de sal mantequilla y un poco de leche con nata. Entonces bate batir todo con el batidor y veréis la diferencia.
Si quieres ver más recetas puedes mirar estas recetas de invierno, recetas de muslos, recetas con guisantes o recetas con apio.

El de patata es seguramente uno de los purés que más gustan y que más sirven como acompañamiento.
Empieza por lavar y cocinar las patatas en abundante agua con sal. Una vez cocidas, deja enfriar y luego pélalas. En una olla vierte 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, añade las patatas pasadas por el pasapurés. Agrega sal, pimienta y una pizca de nuez moscada; mezcla con un batidor y después incorpora.

En una olla vierte 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, añade las patatas pasadas por el pasapurés. Agrega pimienta y una pizca de nuez moscada; mezcla con un batidor y después incorpora lentamente la leche y cocina a fuego lento durante 5-6 minutos, removiendo con frecuencia. Cocina los filetes de pavo, añade sal y disponlos en una fuente. Decora con tomillo y sírvelos con el puré.

También puedes hacer esta receta de huevo frito con sobrasada y puré de patata. Para el puré, poner a hervir en agua las patatas peladas y cortadas a trozos regulares. Cuando estén tiernas, escurrirlas y pasarlas por pasapurés. Volver a poner en la cazuela a fuego muy suave y trabajar la mezcla sazonar con Avecrem Caldo de Pollo Granulado y pimienta. Fuera del fuego añadir mantequilla y mezclar hasta conseguir la textura deseada.
Para el huevo, poner en un cazo estrecho y a poder ser antiadherente el aceite. Calentarlo y, cuando esté bien caliente, pero no humeante, añadir el huevo con cuidado y freírlo bien, para que queden puntillitas crujientes.
En el fondo de un plato poner una base del puré de patatas, encima el huevo y, por encima y a trocitos la sobrasada pasada por la sartén.