sopa de menta

(11)

Un chef mundialmente reconocido dice a menudo que la sopa de menta que prepara su madre es su plato favorito. Y es que realmente es una delícia mundana: sencilla, sabrosa y refrescante. ¿Te apetece una sopita de menta? ¡Pues empezamos!

 

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer sopa de menta

  • Para empezar con la crema de menta, vamos a seleccionar las ramitas más frescas y descartamos las que estén más secas o tengan hojas negras. Dobla sobre sí mismos los brotes que has escogido y pícalos con el cuchillo cebollero en trozos medianos, ni tan grandes que las hojas queden enteras ni tan pequeños como un perejil picado, digamos. Simplemente queremos que mantengan la consistencia dentro de la sopa.

  • Cuando tengamos la menta picadita, ponemos una olla a fuego alto y añadimos el caldo de verduras, el pan seco, la menta, un poquito de aceite y la sal. Deja cocer todo junto hasta que hierva. Mezcla de vez en cuando para evitar que el pan se pegue al fondo y se queme. Vamos a añadir los huevos a la sopa. Te recomendamos que los casques uno a uno en un bol antes de añadirlos directamente. Primero casca un huevo en un bo, comprueba que esté en buen estado y añádelo a la sopa, luego casca el siguiente y repite el proceso hasta añadir todos los huevos. Mezcla bien con la varilla de mano, con fuerza, para romper el pan y los huevos. Deben deshacerse casi completamente, integrándose con el resto de ingredientes de la sopa. ¡Lista para servir!

  • Esta es la versión más conocida de la receta tradicional de sopa de menta, pero como pasa con todas las recetas de toda la vida, cada maestrillo tiene su librillo y su variación personal del plato. Puedes preparar una versión más consistente de la sopa de menta añadiendo un poco de arroz durante la cocción, simplemente unos minutos antes para que llegue a cocerse completamente y absorba el sabor de la menta. También puedes prepararla al estilo sopa de primavera, con todo tipo de verduras: un par de patatas, un puñado de guisantes, una zanahoria, un puñado de arbolitos de brócoli y tendrás una sopa sanísima y refrescante. Simplemente añade las verduras al caldo y hierve todo junto. ¡Así de fácil!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de menta

Para presentar el plato, puedes añadir unos trocitos de pan tostado por encima, como unos picatostes rústicos, y decorar con un poquito más de menta.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana