sopa de cominos

(2)
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Esta sopa de cominos es un plato estupendo para los días de frío, para templar el cuerpo y entrar en calor. Te contamos cómo prepararla y te damos un truquito para darle más sabor. ¡Empezamos!

Ingredientes para sopa de cominos

Cómo hacer sopa de cominos

  • ¡Nos ponemos manos a la obra con esta sopa! Empezamos pelando los ajos. Cortamos ambos cabos con un cuchillo y retiramos la piel.

    Ahora pelamos las patatas con un pelador y las cortamos en cuadraditos pequeños con un cuchillo pequeño afilado. Reservamos.

    Ponemos los ajos y los cominos en un mortero y los machacamos bien hasta conseguir una pasta. ¿Conoces las propiedades y beneficios del comino? Este grano característico por su especial aroma es un gran aliado para reducir el colesterol y la grasa corporal. Además, es muy rico en hierro, ideal para las personas que sufren de anemia, y también para la bronquitis. ¿Lo sabías?

    Reservamos el majado de ajos con cominos a parte y ¡seguimos!

  • Ahora calentamos un poquito de aceite en una cazuela y cuando esté caliente añadimos los trocitos de patatas y las dejamos pochar ligeramente. Añadimos el caldo y el pimentón y mezclamos bien.

  • Luego añadimos el majado y las rebanadas de pan candeal y dejamos cocer todo junto durante 10 o 15 minutos, hasta que las patatas estén blandas y cocidas. Compruébalo pinchando un trozo de patata con un tenedor y si aún está un poco cruda, espera 2 minutitos más. Y, ¡listo! ¡Buen provecho!

    Si te ha gustado esta sopa, queremos recomendarte algunas otras recetas con este ingrediente. Por ejemplo, el solomillo de cerdo con puré de calabaza y comino o las albóndigas al comino con salsa de cebolla. ¡Seguro que te encantarán! Y puedes encontrar muchísimas más en nuestra página.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de cominos

Un truco para darle más sabor a esta sopa: añadir jamoncito bueno. Antes de empezar a rehogar las patatas, fríe ligeramente un poquito de jamón cortado a tacos y retira. El aceite quedará impregnado del sabor del jamón y así las patatas que sofreímos, y todo el caldo, tendrá un sabor suave de jamón. Usa los taquitos de jamón fritos para decorar la sopa al emplatar. ¡Quedará de rechupete!

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios