Solomillo con salsa chateaubriand

Solomillo con salsa chateaubriand, ¿suena bien verdad? Este plato de origen francés es perfecto para cualquier fiesta o cena romántica. Se caracteriza porque el solomillo, que ha de ser de corte grueso,Ver más...

  • 10-20 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Solomillo con salsa chateaubriand

  • Como preparar Solomillo con salsa chateaubriand - paso 1

    PASO 1

    Coloca la carne en una sartén acanalada con el aceite bien caliente y fríe 2 minutos por un lado y 1 minuto por el otro. Al girar sazónala con la pastilla de Avecrem Dúo Guisos de Carne y pimienta. Reserva caliente. Añade a la sartén el zumo de limón para que se despegue el jugo de freír y reserva también.

  • Como preparar Solomillo con salsa chateaubriand - paso 2

    PASO 2

    Salsa chateaubriand: Cuece el sofrito de tomate y cebolla en el vino hasta que se reduzca a la mitad. Funde una cucharada de mantequilla en una sartén y rehoga la harina, moja con el caldo y cuece hasta obtener una crema, incorpora el jugo de la sartén, el sofrito de cebolla y el vino pasados por el colador chino o triturado. Fuera del fuego, añade la mantequilla restante y bate enérgicamente para ligar la salsa. Sirve los solomillos con la salsa.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Solomillo con salsa chateaubriand

El Truco: ¿está la carne en su punto?

Comprobar si está lista la carne es tan sencillo como presionarla ligeramente con el dedo mientras se cuece. Si está poco hecha, se notará blanda al tacto y tendremos una carne cruda por dentro, pero caliente y jugosa. Cuando empieza a endurecerse, ya está al punto, la carne estará rosada en el interior y hecha en el exterior. Por último, se dice que la carne está hecha cuando se nota tersa, en este caso, quedará menos jugosa.

Solomillo con salsa
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

se cuece a la parrilla y se acompaña de una salsa cremosa hecha a partir de cebolla, vino blanco, mantequilla y zumo de limón. 

La mayor complicación que puede tener este plato, que está listo en menos de media hora, es dicha salsa, pero si sigues paso a paso las indicaciones te saldrá perfecta y tus comensales quedarán encantados. ¡Ah! Y ten en cuenta el punto de cocción de la carne para satisfacer a todos tus invitados.  

Cocinar solomillo es un auténtico gusto, ya que es una carne extremadamente jugosa y tierna. Anímate a disfrutarla en recetas tan creativas y deliciosas como este solomillo a las cuatro pimientas o un solomillo agridulce con flan de manzana.