Guiso de patatas y atún

(5)

Hoy nos apetece preparar contigo este platazo de mar y montaña: el guiso de patatas y atún. Delicioso y contundente para disfrutar en casita durante un día de frío, y es que ya se nos hace la boca agua. ¡Empezamos!

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Guiso de patatas y atún

  • Primer paso guiso de patatas y atún

    Para ponernos manos a la obra con esta receta de guiso de patatas y atún, empezamos preparando todas las verduras que añadiremos al guiso. Primero nos ponemos con las cebollas: corta el cabo de las cebollas y usa la superficie plana que has creado para apoyarla en la tabla. Córtalas por la mitad y retira la capa exterior y cualquier otra capa que esté un poco pocha. Ahora coloca las mitades de cebolla planas encima de la tabla y haz unos dos o tres cortes en paralelo de la tabla para crear capas en la cebolla. Sujeta la cebolla por los lados y haz dos o tres cortes desde la raíz hasta el final. Finalmente, corta de arriba a abajo para separar todas las capas que hemos creado con el cuchillo. Reserva la cebolla picada. Seguimos con el ajo. Primero corta el cabo de cada ajo y retira la piel. Haz unos cortes a lo largo y luego corta hacia el otro lado para picarlo bien fino. Reserva el ajo picado. Para continuar con el guiso de patatas y atún, lavamos los pimientos y los secamos un poquito con papel absorbente de cocina. Retira el copete, clavando el cuchillo y rodeándolo hasta que podamos quitarlo con la mano. Con él saltarán la mayoría de semillas del interior, pero para retirarlas todas, resigue el interior con un cuchillo de puntilla, así retiramos todos los filamentos y semillas. Corta rodajas de pimiento y reserva. Seguimos con el atún, primero vamos a limpiarlo bien, retirando las pieles y las espinas. Luego cortamos su carne en trozos irregulares y pasamos por el grifo. Secar con papel de cocina y salpimentar un poquito y lo reservas. Pelamos el tomate con un cuchillo de puntilla. Primero retira el copete, pela la piel y córtalo por la mitad. Retira todas las semillas y corta la carne en trocitos. Si lo prefieres, también puedes rallar la carne un rallador grueso. Para acabar con la preparación de los ingredientes del guiso de patatas y atún, vamos a pelar las patatas con un pelador de verduras y las cortamos en cubos gruesos. Ten en cuenta que el mejor método para picar patatas para un guiso es chascarlas, eso significa que rompemos la punta de cada corte, arrancándola con el cuchillo para crear aristas, y así conseguir que la patata suelte su almidón natural en el guiso.

  • Segundo paso guiso de patatas y atún

    En una cazuela, pon el aceite de oliva y empieza a rehogar la cebolla y el ajo picaditos, a fuego suave. Agrega los pimientos a la cazuela y remover con una cuchara de palo. Añade una pizca de sal. Echa nuestro rico pescado azul en la cazuela y déjalo dorarlo bien, removiendo con una espumadera, para que no se pegue. Cuando esté bien doradito, añade el laurel y el tomate que hemos preparado. Deja cocer unos minutos.

  • Tercer paso guiso de patatas y atún

    Añade las patatas entonces y deja rehogar durante 5 minutos, sin que tomen color. Añade un poquito de sal, pimienta y guindilla entera si quieres darle un toque picante. Cubre todo con el caldo y tapa la cazuela. Deja cocer a fuego suave durante 30 minutos, removiendo el guiso de vez en cuando para evitar que ningún ingrediente se pegue al fondo. Apaga el fuego, ¡pero no sirvas el guiso todavía! Te recomendamos que dejes reposar esta receta durante un par de horas antes de servirlo, y en ese momento justo antes de servir, retira la guindilla si la has añadido.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Guiso de patatas y atún

¿Te molesta el olor que queda de la cebolla y el ajo en el cuchillo después de cortar? Te contamos el método más fácil y eficiente para lavar el cuchillo y quitar ese olor desagradable. Pon el cuchillo cebollero debajo del grifo durante 30 segundos sin enjuagarlo o restregarlo, solo deja que el agua caiga por encima. Después lávalo normalmente y ya verás cómo el olor desaparece fácilmente.   

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana