Fideuá con almejas

(2)

Por la manera de pronunciarla, la fideuá podría ser una exquisitez francesa. Pero en realidad proviene de la palabra valenciana “fideuada” que significa ‘gran cantidad de fideos’. Hoy te la servimos ni más ni menos que con gambas y almejas. 
 

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Fideuá con almejas

  • Paso uno

    PASO 1

    Sofríe los fideos en aceite de oliva hasta que estén dorados y resérvalos. Cuece las almejas en una olla con el vino blanco durante 3 o 4 minutos y resérvalas. Sofríe en una paellera el ajo, la cebolla y el pimiento picados de 10 a 15 minutos.

  • Paso dos

    PASO 2

    Incorpora en la paellera las gambas y cocínalas junto a la verdura durante 3 o 4 minutos. Añade el tomate frito y déjalo al fuego un par de minutos. Añade a continuación los fideos reservados y remueve hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

  • Paso tres

    PASO 3

    Vierte el caldo y cocina a fuego medio durante 5 minutos. Coloca las almejas en la superfície, húndelas un poco en los fideos y sigue con la cocción hasta que el caldo se absorba.

Valora esta receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

La fideuá es un plato marinero muy típico de las costas de la Comunidad Valenciana que guarda similitudes con la paella y con el arroz a banda. Por eso, antes de hacer esta estupenda receta de fideuá con almejas te invitamos a descubrir un poco la historia del plato:

La mayor diferencia es que su ingrediente principal no es el arroz sino los fideos de pasta, normalmente los de tipo hueco. Y tal como pasa con el arroz a banda, según el caso se le suelen añadir distintos pescados y moluscos como la sepia, el pescado de roca, el rape, el el calamar, los mejillones y mariscos que le dan todavía más sabor como galeras, cigalas o gambas. La receta que prepararemos a continuación por ejemplo es una fideuá de almejas, gambas y un sofrito que te va hacer degustar hasta el último grano del plato. 

Como suele suceder con las recetas con el paso de los años el elenco de ingredientes con los que se puede hacer una fideuá se ha ido ampliando y ya no se hacen solo fideuá de marisco y pescado. Ahora,  además de las recetas tradicionales de pescadores y marineros ahora también se preparan fideuás de verduras o de carnes. Porque el fideo tiene tanta versatilidad como el arroz y combina muy bien con casi  cualquier ingrediente. 

Uno de los mayores secretos de la fideuá de marisco es el caldo de pescado que debe estar preparado con ingredientes de calidad y mucho sabor. Por eso estamos convencidos que con la receta de fideuá con almejas que te proponemos triunfarás. 

El origen de este plato no está demasiado claro porque muchos se han querido atribuir la invención de la fideuá. Probablemente nunca sabremos exactamente la verdad pero hay una versión bastante pintoresca de cómo fue la cosa que es muy popular. Según se dice la fideuá fue “patentada” casi por casualidad en los años 30 por un tal Gabriel Rodríguez Pastor.

Resulta que este señor era el cocinero de una conocida barca de pesca del puerto de Gandía que se llamaba Santa Isabel. Gabriel, normalmente preparaba arroz a banda para toda la tripulación. El problema es que, al parecer, al patrón de la barca al que llamaban “Maseta” le gustaba tanto el arroz que al resto de marineros -después de un duro y largo día de trabajo- se tenían que conformar con raciones minúsculas y se quedaban con mucha hambre. 
 
El cocinero estuvo pensando en una solución y se le ocurrió cambiar el arroz por fideos para ver si al patrón no le abrían tanto el apetito. Pero su intento por empeorar el arroz a banda fracasó totalmente porque al patrón de la Santa Isabel le encantó la nueva receta y se la zampó entera. 

El invento tuvo tanto éxito que pronto se extendió por conocidos restaurantes del puerto de Gandía , donde se sirvieron las primeras “fideuades” de la historia. Poco después este plato espectacular, que todavía hoy gana nuevos adeptos, adquirió más fama gracias a la buena mano del chef Emilio López, cocinero del Hotel Europa, que fue perfeccionando la técnica del plato captando la atención de los turistas. Al ver el enorme atractivo de la receta, los empresarios de la zona apostaron por ella. En 1975 celebraron el I concurso de fideuá de la gastronomía española en la ciudad de Gandía y ahora ya llevan más de 40 ediciones. 

Viendo la salud de la que goza el plato seguro que todavía quedan muchas raciones de fideuá por servir pero pocas tan sabrosas como la fideuá con almejas que prepararemos a continuación.