Croquetas de boletus

Las croquetas son uno de los platos más deseados, más ricos y que más rápido vuelan en una mesa. Crujientes, doradas y con un interior cremoso y sabroso; razones no faltan para que estas delicadas frituras sean el ágape favorito de muchos. Además, son muy versátiles y en su interior puedes encontrar casi cualquier ingrediente,Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Croquetas de boletus

  • Primer paso croquetas de boletus

    PASO 1

    Ricas y sencillísimas, estas croquetas de boletus son el aperitivo perfecto para una cena navideña o una reunión familiar. Para comenzar con ella, pica la cebolla en juliana, y sofríela pero no en aceite, sino en la mantequilla. Para hacerlo, pon una gotita de aceite en una sartén y añade los 100 g de mantequilla, el aceite evitará que se queme y entonces quedará doradita y dará un toque cremoso a tus croquetas de boletus. Una vez la mantequilla comience a hacer burbujitas y esté caliente, incorpora los boletus y cocínalos. No los dejes más de cinco minutos, momento en el que tendrá que comenzar a hacer la masa de tus deliciosas croquetas de boletus. Para continuar con tu receta de croquetas de boletus, agrega la harina. Para que la harina no quede cruda, tendrás que removerla por toda la sartén hasta que comience a dorarse y así poder continuar con el siguiente paso: agregar la leche. Este paso es vital para que tus croquetas queden bien. Tienes que incorporar la leche poco a poco, tacita a tacita o -incluso-, cucharita a cucharita. Además, para que tu bechamel quede rica, rica tienes que ir integrando la leche en la masa. Para ello, remueve tu masa hasta que la leche se haga una con la harina. Cuando ya hayas añadido el litro de leche, tendrás que desmenuzar una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo, con el que conseguirás un sabor intenso y muy agradable que combinará perfectamente con tus boletus.

  • Segundo paso croquetas de boletus

    PASO 2

    Ahora ya sólo queda cocinar la bechamel. No dejes de remover tu masa hasta que se despegue de la cazuela, lo que nos indicará que está suficientemente cocinada y que, por lo tanto ya puedes poner en un plato o fuente, tapada con un pedazo de papel film. Deja que gane consistencia durante dos horas en el frigorífico, ya que es importante para que la masa se pueda trabajar fácilmente. Una vez haya pasado este tiempo, saca la bandeja de la nevera y ponte a hacer tus croquetas. Puedes hacerlas del tamaño y forma que quieras, aunque redonditas y de la medida de un bocado hará que sean el entrante perfecto.

  • Tercer paso croquetas de boletus

    PASO 3

    Una vez les hayas dado forma, toca pasarlas por algo de huevo y pan rallado e incorporarlas en una sartén con el suficiente aceite que, además, tendrá que estar bastante caliente para conseguir una fritura perfecta, dorada y homogénea. Cuando veas que el pan rallado comienza a dorarse ya formar una deliciosa costra, es el momento de sacar tus croquetas y colocarlas sobre una fuente con un poco de papel de cocina absorbente. Con esto conseguirás eliminar el exceso de aceite para que queden en su punto justo. Y sabes hacer croquetas de boletus con las que sorprender a tu familia en cualquier celebración. Te recomendamos, eso sí, que hagas la masa unas horas antes de la cena y des forma a tus croquetas en el momento justo, antes de sacarlas a la mesa. ¿Esto por qué?, para que no queden excesivamente blandas, ya que la masa es líquida y puede humedecer la cobertura empanada de tus croquetas, dando una textura no demasiado agradable.

Valora esta receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

desde carnes como pollo, cerdo o jamón; a pescados y mariscos como unas deliciosas gambas, o unas croquetas de rape, hasta incluso vegetales, como espárragos o esta receta de croquetas de boletus que traemos hoy.

Los boletus son un género de setas en el que se encuentran multitud de hongos, siendo no todos comestibles. Los boletus edulis, que es el más conocido de su familia, se pueden encontrar en bosques de pinos y su sombrero puede llegar a los 20 cm de anchura, dando lugar a un hongo de gran tamaño y de un sabor delicioso; tanto que es muy apreciado en gastronomía. Puede comprarse tanto fresco como seco, siendo la primera opción la mejor para poder hacer esta receta; aunque solo puede encontrarse en este estado en otoño.

Fresco o seco, cualquiera de sus dos versiones se pueden usar en esta deliciosa receta, dando lugar a unas croquetas deliciosas. Además, apunta un truco, puedes añadir taquitos de jamón, ¡lo que dará un toque único a tus croquetas!

Ya sabes hacer croquetas de boletus con las que sorprender a tu familia en cualquier celebración. Te recomendamos, eso sí, que hagas la masa unas horas antes de la cena y des forma a tus croquetas en el momento justo, antes de sacarlas a la mesa. ¿Esto por qué?, para que no queden excesivamente blandas, ya que la masa es líquida y puede humedecer la cobertura empanada de tus croquetas, dando una textura no demasiado agradable.