Crema Parmentier

(16)

Esta es una receta que dará mucho que hablar en tu mesa. No sólo porque está deliciosa y es una crema muy calentita y apetitosa. También dará que hablar porque detrás de su nombre hay una historia muy interesante.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Crema Parmentier

  • Saltea los puerros en mantequilla y unas gotas de aceite, a fuego lento sin que cojan color.

    PASO 1

    Saltea los puerros en mantequilla y unas gotas de aceite, a fuego lento, sin que cojan color.

  • Pela las patatas cortándolas pequeñas, saltéalas un poco, en la misma grasa y riega con el Caldo Casero de Pollo 100% Natural, dejando que cueza todo, hasta deshacerse las patatas.

    PASO 2

    Pela las patatas cortándolas pequeñas, saltéalas un poco en la misma grasa y riega con el Caldo Casero de Pollo 100% Natural, dejando que cueza todo, hasta deshacerse las patatas.

  • Tritura y pasa por un chino o colador, añade la crema de leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada, deja cocer 5 min. más y sirve, acompañada de los picatostes de pan frito.

    PASO 3

    Tritura y pasa por un chino o colador. Añade la crema de leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada, deja cocer 5 min. más y sírvela acompañada con los picatostes de pan frito.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema parmentier

El Truco: aprovecha la fécula de las patatas

La patata contiene fécula, que es un potente espesante; Si no la lavas una vez cortada, ésta no desaparece y hace que las patatas se peguen entre sí al cocerlas. Recuerda que la patata se oxida con cierta facilidad y que generalmente se suele poner en remojo con agua para evitar este efecto, pero si lo que quieres es aprovechar el efecto espesante de la fécula será mejor que lo evites. ¡Tenlo en cuenta! 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Esta deliciosa crema toma su nombre del agrónomo francés del siglo XVIII, Antoine Parmentier, responsable de que en Francia se popularizara el consumo de patatas. Hasta entonces y desde su llegada desde América en el siglo XVI, la patata se consideraba un producto venenoso.

Increíble, ¿verdad? ¡Con lo buenas que están las patatas!

Esta crema es exquisita por sí misma pero si le quieres dar un toque sofisticado no dudes en añadirle un poco de trufa negra del Perigord rallada o, por que no, unas virutas de foie mi cuit. Ya verás qué bien quedas mezclando la humilde patata con estas delicatessen.