Brochetas de tomate, queso y anchoas

Para saborear platos exquisitos no es necesario realizar recetas complicadas. En esta ocasión te proponemos una receta sencillísima, con una combinación de texturas y sabores que deleitará a tus comensales.

Este aperitivo es una pequeña ensalada muy fresca y mediterránea,Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Brochetas de tomate, queso y anchoas

  • Lava bien los tomates y escurre.  Corta el queso de Burgos en trozos regulares y escurre bien las anchoas.

    PASO 1

    Lava bien los tomates y escúrrelos. Corta el queso de Burgos en trozos regulares y escurre bien las anchoas.

  • Inserta un tomate y un taco de queso con una anchoa a su alrededor y tepite la operación tantas veces como sea necesario. Se finaliza la brocheta con otro tomate Cherry.

    PASO 2

    Inserta un tomate y un taco de queso con una anchoa a su alrededor y repite la operación tantas veces como sea necesario. Finaliza la brocheta con otro tomate Cherry.

  • Espolvorea las brochetas con orégano, pimienta y el aceite de oliva con  Avecrem Verduras -30% de sal.  Sirve dos brochetas por comensal.

    PASO 3

    En un poco de aceite desmenuza 1/4 de pastilla de Avecrem Verduras -30% de sal. Espolvorea las brochetas con orégano, pimienta y el aceite de oliva. Sirve dos brochetas por comensal.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Brochetas de tomate, queso y anchoas

El Truco: brochetas, ¿de madera o metálicas?

Una forma de evitar que las brochetas de madera se quemen cuando cocinamos es hidratarlas durante treinta minutos. La madera absorberá el agua y dificultará su combustión. Puedes incluso usarlas, con cuidado, para hacer las brochetas a la brasa. 

En cambio, si prefieres las brochetas de acero, ten en cuenta que se van a calentar mucho cuando las cocines. Ten cuidado al sacarlas y déjalas enfriar antes de servirlas en los platos. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

con mucho color y un aspecto asombroso. Se trata de un entrante ligero o un aperitivo de lo más sano ya que sólo lleva tomate, el queso y anchoas. Al servirse en brochetas es un plato muy cómodo si estás organizando algún evento y quieres quedar bien sin pasarte horas en la cocina, ¡Esta es una opción genial!

¿Quieres variaciones? Puedes servir distintas brochetas a tus invitados, mezclando, por ejemplo, distintos tipos de queso, arenques ahumados o boquerones. Hay muchísimas formas de hacerlos, con colores y gustos distintos. ¿Las compartes con nosotros?