¿Cómo puedo quitar manchas de tomate de la ropa?

El tomate puede dar lugar a manchas muy complicadas de eliminar, resistentes y rebeldes. Para quitarlas tendrás que tener el tejido afectado. Por ejemplo, si hablamos de algodón retira los restos bajo un chorro de agua fría, luego echa sal en la zona manchada y frota con un trapo blanco en movimientos circulares. Luego frota con un trapo empapado en agua oxigenada con unas gotas de amoniaco, aunque si es una prenda de color, sustituye el agua oxigenada por alcohol de 90º para que el agua oxigenada no se coma el color. Luego, por último, empapa la mancha con suero fisiológico y deja secar. En cambio, si es lana y la mancha está reseca, tendrás que dejar la prenda remojada en agua con amoniaco y luego frotar con alcohol de quemar. En seda, también tendrás que dejar la prenda remojada en agua fría con un 50% de alcohol de 90º. Para acabar, vamos con los sintéticos; que tendrás que frotar con un trapo blanco empapado en jugo de limón.