Adobo para brochetas sin pimentón

El truco de los adobos es incluir algún tipo de líquido ácido. Por ejemplo, el vinagre de jerez o el zumo de un limón. Esto permitirá que la carne se vaya ablandando y, cuanto más blandita, mejor irá absorbiendo los sabores de las especias. En cuanto a la combinación de estas últimas, te recomendamos que la hagas como más te guste. Una buena opción es pimienta negra, con un poco de comino, ajo triturado, albahaca y cúrcuma. Con todo esto tendrás unos pinchos la mar de sabrosos.