Tortilla de patata, cebolla y calabacín

(7)
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

La tortilla de patata, cebolla y calabacín es una propuesta fresca para darle una vuelta a tus recetas de tortillas. Entre las muchas recetas con patatas, la tortilla de patatas es una de las reinas, pero, ¿por qué escoger cuando puedes tener lo mejor de cada receta? Esta opción de tortilla con calabacín y cebolla te va a encantar, te contamos más. Esta receta familiar es perfecta para tenerla a mano esos días que todo el mundo va para arriba y para abajo. Una tortilla refrescante y deliciosa, llena de sabor que les gustará a todos y a ti te salvará de un apuro. Mientras que la receta de tortilla de patatas con cebolla seguramente ya está en tu recetario habitual, la tortilla de patata, cebolla y calabacín te abrirá un mundo de posibilidades. Puedes hacer tu tortilla tradicional de patatas y cebolla y añadirle ingredientes de temporada para que nunca te aburras de esta deliciosa receta. Por eso, en verano especialmente, te recomendamos probar esta receta de calabacín con cebolla. Puedes darle a tus recetas con calabacín una vuelta para convertirlas en comidas saciantes para cualquier ocasión.  Con esta tortilla de patata, cebolla y calabacín, ¡le das energía y sabor a todo el mundo! Aunque ya sepas hacer tortilla de patatas con cebolla, con esta receta y el paso a paso que te contamos a continuación, ¡descubrirás cómo hacer que tu receta de tortilla de patata, cebolla y calabacín no se pueda comparar con ninguna otra! ¿Te animas? ¡Vamos allá!

Ingredientes para Tortilla de patata, cebolla y calabacín

Cómo hacer Tortilla de patata, cebolla y calabacín

  • receta_tortilla de patatas cebolla calabacin_paso 1_gallina blanca

    ¡Al lío! ¿Cómo preparar tortilla de patata, cebolla y calabacín? Lo primero de todo es conseguir todos los ingredientes. Como habrás visto en el listado de ingredientes para esta receta de tortilla de patatas con calabacín y cebolla, hemos incluido un ingrediente sorpresa: ¡el caldo! Pero todavía no lo vamos a usar. Sigue leyendo para descubrir cómo lo usaremos para esta receta de tortilla. Por ahora, ten a mano tus patatas, calabacines, cebollas y huevos listos y limpios.

  • El corte de los ingredientes es absolutamente clave para hacer tortilla de patata, cebolla y calabacín. Todos los ingredientes tienen texturas y consistencias diferentes así que es muy importante cómo las cortamos para asegurar que tengan unas cocciones correctas y los sabores puedan integrarse bien con el huevo. Cada uno tiene su truquillo, y si te funciona, genial. Si no, te recomendamos cortar todos los ingredientes en dados pequeños, de este modo, no te puedes equivocar. Otra manera es hacer láminas delgaditas. ¡Pruébalo y escoge el modo que te vaya mejor!

  • En una sartén con abundante aceite, pon a cocer a fuego medio-bajo la cebolla y déjala pochar. La cebolla es el ingrediente con más fibra, y que cuesta más cocer para que saque todo su potencial. Cuando empiece a estar pochadita, añade la patata. Cuando empiezan a tener una textura pochada, añade el calabacín. En un recipiente aparte, bate los huevos y añade El Caldo de Verduras Gallina Blanca. Entonces, añade las patatas, las cebollas y los calabacines escurridos de aceite a la mezcla de huevos y caldo.

  • En este momento, puedes dejar reposar un momento la mezcla y ponerle sal. Unos 10 minutos son más que suficientes. Pon 3 cucharadas de aceite en una sartén ¡y echa toda la mezcla! Deja cocer a fuego medio-bajo durante 4 minutos aproximadamente. Entonces, dale la vuelta y déjala durante 3 minutos más, más o menos. El tiempo de cocción es aproximado, depende de cómo le guste la tortilla a cada uno. ¡Ya lo tienes!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Tortilla de patata, cebolla y calabacín

El truco para hacer una buena tortilla es darle tiempo a cada paso. Cuánto más cocinemos la cebolla, más sabor tendrá. Cuánto más pochemos la patata, mejor textura tendrá. Y cuánto más dejemos reposar todos los ingredientes juntos, más se notarán los sabores. Por eso, y como en muchas recetas familiares, el secreto está en la paciencia. ¡Pero esta receta tiene dos secretos! ¿Habías usado alguna vez caldo para la mezcla de tu tortilla? Si todavía no lo has probado, ¡anímate! Seguro que te encanta el sabor riquísimo que le da a tu tortilla de patatas con calabacín y cebolla. Además, este truco lo puedes usar en otras recetas de tortillas. No solo en tortilla de patatas con verduras, también con carne, pescado y muchas combinaciones más. ¡No te arrepentirás!

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana