Sopa de ropa vieja

(4)

Hoy preparamos una receta popular, sencilla y deliciosa para aprovechar las sobras de carne de un cocido o de un guiso. Estamos seguros de que esta sopa de ropa vieja te va a encantar y se va a convertir en una de tus favoritas. 

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Sopa de ropa vieja

  • Empezamos cortando la cebolla en juliana. Primero corta ambos cabos de la cebolla y retira la capa exterior y cualquier otra capa que pueda estar pocha. Coloca la mitad de cebolla plana encima de la tabla de corte y haz cortes a lo largo de la cebolla para conseguir unas tiras largas. Reserva la cebolla cortada. Empezamos cortando la cebolla en juliana. Primero corta ambos cabos de la cebolla y retira la capa exterior y cualquier otra capa que pueda estar pocha. Coloca la mitad de cebolla plana encima de la tabla de corte y haz cortes a lo largo de la cebolla para conseguir unas tiras largas. Reserva la cebolla cortada. Seguimos con la carne. Esta receta de sopa de ropa vieja es uno de esos estupendos platos de aprovechamiento tan habituales en la cocina popular, la que hacemos en casa todos los días. Nos ayudan a aprovechar esos poquitos de otras recetas que preparamos, como en este caso del cocido, o de los ingredientes que nos quedan en la nevera y no hemos usado todavía. Para esta sopa, puedes usar cualquier tipo de carne que te haya sobrado, tanto cerdo, ternera, pollo, gallina, chorizo, morcilla, lo que sea, incluso varios tipos a la vez. Eso sí, te recomendamos que destries los trocitos con más grasa o el tocino, para no añadir demasiada a la sopa. Desmenuza bien la carne y reserva.

  • Ponemos una sartén al fuego con un poquito de aceite de oliva y sofreímos la cebolla hasta que esté doradita. Añadimos la carne desmenuzada, añadimos un poquito de sal y salteamos todo junto. Ponemos el caldo a calentar en un cazo, y cuando empiece a hervir, añadimos la carne y la cebolla que estamos dorando. Dejamos hervir todo junto unos 5 minutos a fuego medio bajo.

  • Añadimos los huevos uno a uno para escalfarlos en la sopa. Con cuidado, sirve un huevo en cada plato y añade la sopa con los trocitos de carne. Decora con unos picatostes y una ramita de hierbabuena. ¡Disfruta de esta sopa bien caliente!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de ropa vieja

¡No pasa nada si los huevos se rompen en la sopa! Sí es así, simplemente mézclalos bien con el resto de ingredientes y bate un poquito. Si quieres conseguir unos huevos escalfados redondeados y enteros, te explicamos cómo hacerlo de forma fácil. Primero casca un huevo en un bol, con un tenedor, haz un remolino en la sopa y tira el huevo cascado en el remolino. La corriente que formas ayuda al huevo a mantenerse entero durante unos segundos, suficiente para que la clara lo proteja del exterior. Sigue el mismo proceso con el resto de huevos y lo conseguirás fácilmente. Si aún así te parece un poco difícil, puedes escalfarlos en un cazo a parte en agua con un poquito de vinagre. El vinagre también nos ayudará a mantener la clara en su sitio para que proteja la yema del huevo y mantenga la estructura. 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana