Sopa de pitufos con albóndigas de pollo

No hay nada mejor que una sopa casera para reconfortarte y revitalizarte en los días más fríos. Es buena compañera cuando estamos resfriados y enfermos pero a los más pequeños les puede resultar un poco difícil de comer. Por ello,Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Sopa de pitufos con albóndigas de pollo

  • Coloca un recipiente al fuego con un litro y medio de agua.  Cuando empiece a hervir, añade la col, la patata y las verduras de la bandeja, todas ellas lavadas y peladas.  Deja hervir unos 30 minutos.

    PASO 1

    Coloca un recipiente al fuego con un litro y medio de agua. Cuando empiece a hervir, añade la col, la patata y las verduras de la bandeja, todas ellas lavadas y peladas. Deja hervir unos 30 minutos.

  • Mientras, bate el huevo con la leche, mezcla con el pan rallado y deja reposar unos minutos para que el pan se empape.  Mezcla con las hamburguesas desmenuzadas hasta conseguir una pasta homogénea. Re

    PASO 2

    Mientras, bate el huevo con la leche, mezcla con el pan rallado y deja reposar unos minutos para que el pan se empape. Mezcla con las hamburguesas desmenuzadas hasta conseguir una pasta homogénea. Reserva.

  • Cuela el caldo y llévalo a ebullición.  Agrega las pastillas de Avecrem Caldo de Pollo, incorpora los pitufos y cuando empiece a hervir, añade el pollo en forma de albóndigas.  Cuece todo junto el tie

    PASO 3

    Cuela el caldo y llévalo a ebullición. Agrega las pastillas de Avecrem Caldo de Pollo, incorpora los pitufos y cuando empiece a hervir, añade el pollo en forma de albóndigas. Cuece todo junto el tiempo indicado en el envase. Sirve caliente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de pitufos con albóndigas de pollo

El Truco: aprovecha el caldo de la cocción

Los platos quedan mucho más sabrosos si aprovechamos los líquidos de cocción. En este caso, no deseches el caldo de las verduras a la hora de hervir la pasta y las albóndigas. Cuécelas en este caldo junto con las pastillas de Avecrem 100% Natural Pollo. ¡Verás que sopa más rica!

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

hay que buscar formas creativas para elaborarlas y abrirles así el apetito.

Las pastas de personajes y dibujos les encantan. Resultan idóneas para incorporarlas en sopas y hacer así un plato muy divertido y agradable. Como esta receta, que agrega a una rica sopa las figuras de los simpáticos pitufos y unas albóndigas de pollo. Los niños podrán imaginarse así un mundo animado mientras comen un plato completo y nutritivo.

La palabra sopa procede del germánico occidental "suppa" y hacía referencia a la rebanada de pan sobre la cual se derramaba un caldo. Desde entonces, las sopas han evolucionado mucho y encontramos recetas tan exquisitas como la sopa de marisco o esta sopa de calabaza con foie y caramelo.