Pavo del Día de Acción de Gracias

(1)

Te traemos una receta deliciosa de carne rellena muy típica de los Estados Unidos. ¿Puedes adivinarla? Pues sí, un pavo del día de Acción de Gracias suculento, pero para el que vas a necesitar tiempo, ¡porque lo bueno se hace esperar!

  • > 60 min
  • Media
  • 4 personas
Emplatado con producto pavo del día de acción de gracias

Ingredientes

  • Caldo Casero de Carne 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Pavo del Día de Acción de Gracias

  • Primer paso Pavo del Día de Acción de Gracias

    Vamos a ponernos manos a la obra con esta típica receta de Acción de Gracias. Para empezar, saca el pavo de la nevera un rato antes de cocinarlo. Con esto lo que vas a conseguir es que la carne aumente su temperatura, asegurando que cuando la horneas -en este caso, pero en cualquier otro proceso de cocción sucede lo mismo- pierda menos agua y con ello quede más jugosa. Pero es que con este agua se pierden muchas de las propiedades de la carne, como la famosa vitamina B12, tan importante para mantener la salud neuronal y de nuestros glóbulos rojos. Deja el pavo fuera de la nevera y tapado durante una hora, más o menos. Mientras va recuperando la temperatura ambiente, ve preparando el relleno. Para eso, ten a mano cuatro manzanas. Pela las cuatro y tres de ellas córtalas a cuarto mientras una la haces a octavos. Corta a octavos también una naranja y mezcla ambas frutas con 20 g de mantequilla y salvia muy picadita. El resto de mantequilla déjalo en un bol para que se ablande y añade un jugo de limón, un poco de miel y más salvia. Con todos estos ingredientes en el bol, haz una mezcla más o menos homogénea y ligeramente líquida. Unta con ella todo el pavo y, para darle un toque sabrosísimo, cubre las pechugas con 6 láminas de bacon. Con el pavo de thanksgiving de esta guisa, aderézalo con pimienta y ve introduciendo el relleno de frutas por la parte del cuello.

  • Segundo paso Pavo del Día de Acción de Gracias

    Ahora, precalienta el horno a 200º. Mientras va cogiendo temperatura, prepara el pavo en una bandeja. Corta en bastones todas las verduras. La cebolla, la zanahoria, el apio, los ajos y pon un poquito de caldo. Con esto evitaremos que se sequen. Pon sobre esta cama de verduras el pavo y mete la bandeja en el horno durante un par de horas. Ten en cuenta el nivel de líquido porque si ves que se va evaporando tendrás que ir incorporando caldo poco a poco cada media hora. Y luego, el bacon. Si ves que no se ha desprendido, media hora antes de acabar la cocción retíralo de las pechugas. Otra de las aves que puedes preparar siguiendo estos pasos es un delicioso faisán, como en este faisán asado de Navidad o un pavo a la naranja.

  • Tercer paso Pavo del Día de Acción de Gracias

    Mientras se cocina, prepara más relleno que incorporaremos más tarde. Dora algo de pan en un tostador y úntalo con mantequilla. Trocéalo y lo reservamos. Calienta una cazuela con aceite y rehoga 150 g cebolla, añade, 80 g de zanahoria y 60 g de apio. Cuando reduzca añade una manzana pelada y cortada a dados. Cuando esté bien cocido, añade algo de caldo para ligarlo todo. Añade, también, las nueces. Aprovecha que tienes el horno encendido y mete junto al pavo esta mezcla en una bandeja de horno a parte durante 20 minutos. Tápalo con un poco de papel albal para que no se queme y los últimos 10 minutos destapa esta mezcla para que se dore. La consistencia que tiene que tener es la de una migas secas que se separan fácilmente. Con el pavo ya hecho después de dos horas de cocción, pasa las verduras y el jugo a una cazuela y deja que reduzca. El resultado pásalo por un chino para que quede con una textura de salsa y, si ves que está muy líquida, lígalo con un poco de maicena. Sírvelo con la salsa, el relleno y la guarnición que hemos hecho al horno, ¡y listo! Ya tienes tu pavo de Acción de Gracias listo para ser la estrella de la velada. Otras opciones, si no te ves con ganas de hacer una receta que necesita de tanto tiempo de cocción puedes optar por unos deliciosos muslos de pavo rellenos con salsa de cebolla o uno pavo con setas. Dos recetas llenos de sabor y superfáciles de hacer.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pavo del día de acción de gracias

Cuidado, el pavo ha de quedar jugoso, no seco. Para ello protegemos las pechugas con bacon y cocinamos a 220º durante unas dos horas y media o tres horas y tres cuartos a 160º. Rocialas con caldo para ganar jugosidad. Recuerda que debes dejarlo reposar al salir del horno. Sirve en lonchas y deshuesado. Si quieres sorprender a tus invitados, prepara la bandeja con manzanas, naranjas , ramas de salvia y frutas como uvas, grosellas, arándanos o frambuesas. Además de rico, ¡quedará bonito!

 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana