¿Por qué me sube más el centro del bizcocho que el resto?

La gran mayoría de problemas derivados de hacer un bizcocho tienen un origen común: la temperatura. Si se resquebraja es por que la temperatura estaba demasiado alta, si se seca, se crea una corteza o comienza a quemarse, también hemos usado una temperatura muy alta. Si se abomba por arriba y crea una “montañita” es el mismo error, nos hemos pasado dándole la vuelta a la rueda de selección de temperatura.