patatasalaimportancia_receta_gallinablanca

Patatas a la importancia

(6)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Las patatas a la importancia es una receta que sabe a gloria porque quedan muy tiernas y sabrosas. Si quieres una receta de patatas a la importancia de la abuela, que es la mejor, te diremos que el secreto está en el majado de ajos, azafrán y perejil. ¡Le dan un aroma espectacular! Ya sabrás que recetas con patatas hay miles, pero esta tiene una particularidad que la hace especial y deliciosa. Las patatas a la importancia consisten primero en freírlas primero y después guisarlas. No tiene más misterio. ¡Cocinarlas es facilísimo! Se trata de un plato muy típico de Castilla pero que se ha extendido a todas las partes. Lo mejor de ellas es que quedan muy tiernas y sirven tanto para un plato principal como para acompañar a platos de carne y pescado y que sean una deliciosa guarnición. Algo bueno de esta comida es que es un plato muy humilde: tan solo hacen falta unos pocos ingredientes, de los que siempre tienes en la despensa. Así que puedes cocinar estas patatas guisadas en cualquier momento. Se sale un poco de las típicas recetas con patatas y tienen mucha personalidad. A los pequeños suele encantarles porque son diferentes y tienen mucho sabor. Si nunca las has cocinado, tranquilo que aquí descubrirás todos los trucos para que triunfes con este plato y poder decir que sabes cómo preparar patatas a la importancia. Otra receta que está riquísima es la de almejas con patatas, descúbrela para prepararla en otra ocasión. ¿A que solo de leerlo se te ha abierto el apetito? ¡Pues ponte el delantal que comenzamos ya!

Ingredientes para Patatas a la importancia

Cómo hacer Patatas a la importancia

  • patatasalaimportancia_paso1_gallinablanca

    Para empezar, pela y corta las patatas en rodajas de aproximadamente 1 centímetro. Sécalas con papel absorbente para quitar el exceso de agua que arruina la receta y, cuando estén secas, pásalas por harina. Para que te sea más fácil rebozarlas puedes poner la harina en un bol grande. Mete a nuestras protagonistas ahí y da vueltas y vueltas hasta que todas se hayan impregnado bien de harina.

  • patatasalaimportancia_paso2_gallinablanca

    Calienta abundante aceite en una cazuela y, cuando esté caliente, ve pasando las patatas por los huevos batidos y mételas en la cazuela para freírlas hasta que queden doradas. Suele tardar entre 3-4 minutos en dorarse por un lado y dales la vuelta para que se hagan por el otro. Cuando ya tengan un bonito color, escúrrelas, sácalas de la cazuela y déjalas sobre papel absorbente para evitar que te salgan aceitosas.

  • patatasalaimportancia_paso3_gallinablanca

    Prepara un majado delicioso. Pon en un mortero los diente de ajo pelado, el azafrán y las hojas de perejil lavadas y secadas. Machácalo todo bien hasta que te quede una mezcla bien rica. En la cazuela, sofríe la cebolla tierna cortada a daditos con un poco de aceite. A esa cazuela añade el majado y remueve bien. Echa el vino blanco y deja que suba la temperatura para que se evapore el alcohol.

  • patatasalaimportancia_paso4_gallinablanca

    ¿Te acuerdas de las patatas que has freído antes? Pues ahora es momento de guisarlas. Coloca las patatas encima. Cubre con Caldo Casero de Pollo 100% Natural Gallina Blanca y deja cocinar unos 20 minutos sin remover. No remover es muy importante para que no se deshagan. ¡Y listo! Ya tienes tus ricas patatas guisadas. ¡Disfruta de esta receta que es espectacular! Si solas son extraordinarias, también tenemos que decirte que son ideales como guarnición para acompañar carne, pescado o verduras. ¿Quieres más ideas? Descubre todas las recetas con patatas que puedes preparar, te damos miles de opciones sorprendentes y tradicionales. Si quieres algo delicioso, lánzate a preparar sin ninguna duda esta receta de guiso de patatas de mi abuela. ¡Te enamorará!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Patatas a la importancia

Recuerda que para que las patatas a la importancia te queden perfectas necesitas freírlas patatas cortadas en rodajas unos 3-4 minutos por un lado y 3-4 minutos por otro lado. Estate pendiente de que cojan ese color dorado tan rico. El majado es espectacular con ajo, perejil y azafrán. Machácalo bien en un bol. Como te podrás imaginar, este majado lo que hace es darle personalidad y alma al plato. ¡Todo el mundo se va a chupar los dedos con lo bueno que está! Es muy importante que cuando luego guises las patatas, no remuevas la cazuela para que no se deshagan. Simplemente, déjalas cocinar unos 20 minutos. El caldo perfecto para esta receta es el Caldo Casero de Pollo 100% Natural Gallina Blanca porque le da el sabor de casa, el de toda la vida y quedan súper exquisitas. Te aseguramos que una vez que las pruebes, es un plato de la abuela que siempre te va a acompañar. Y si las patatas te encantan, no puedes dejar de cocinarte la mejor receta de tortilla de patata del mundo.

 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana