Pastel de Berenjenas con Salsa de Pimientos Rojos

Los pasteles salados son una opción estupenda para que los niños coman verdura, puesto que camuflan los ingredientes y los presentan de una forma más divertida.Ver más...

  • > 60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Información nutricional

  • Energía

    360kcal

  • Hidratos

    18.16g

  • Proteínas

    10.88g

  • Grasas

    25.48g

  • Fibra

    7.29g

Cómo hacer Pastel de Berenjenas con Salsa de Pimientos Rojos

  • Lava las berenjenas, pínchalas ligeramente con un tenedor y ponlas a cocer encima de una llama al fuego para que cojan un ligero aroma de humo. Antes de que cojan demasiado color y el sabor de ahumado

    PASO 1

    Lava las berenjenas, pínchalas ligeramente con un tenedor y ponlas a cocer encima de una llama al fuego para que cojan un ligero aroma de humo. Antes de que cojan demasiado color y el sabor de ahumado sea demasiado intenso, retíralas del fuego y ponlas a cocer sobre una plancha al mínimo o al horno a unos 90ºC. De este modo la cocción es lenta y la hortaliza queda perfectamente cocida hasta el centro. Cuando esté muy blanda, retírala del fuego y déjala enfriar.

  • Repite la operación para asar los pimientos. En este caso, pero, es aconsejable quemarles bien la piel al fuego del fogón. Después los puedes poner a cocer al horno o en la plancha y, una vez acabada

    PASO 2

    Repite la operación para asar los pimientos. En este caso, pero, es aconsejable quemarles bien la piel al fuego del fogón. Después los puedes poner a cocer al horno o en la plancha y, una vez acabada la cocción los puedes envolver con un paño húmedo y dejarlos enfriar. De este modo los podrás pelar mejor. También puedes ponerlos a asar directamente al horno con un buen chorro de aceite por encima. Éste ayudará a que la piel se separe y te serán más fáciles de pelar. En este caso, pero, no tendrán el aroma de humo. Una vez fríos, pela y quita las semillas de los pimientos. Resérvalos. En ambos casos, si no tienes una cocina de gas, puedes usar un soplete para quemar las hortalizas y darles este aroma ligeramente ahumado, equivalente al que tomarían si las hicieras a la brasa.

  • Pasa las berenjenas limpias por el túrmix. Mézclales la mitad de la crema de leche y los huevos y tritúralos bien con el túrmix. Salpimienta la mezcla y condiméntala con un poco de nuez moscada.  Unta

    PASO 3

    Pasa las berenjenas limpias por el túrmix. Mézclales la mitad de la crema de leche y los huevos y tritúralos bien con el túrmix. Salpimienta la mezcla y condiméntala con un poco de nuez moscada. Unta con mantequilla un molde de souflé de unos 18 centímetros de diámetro. Viértele el preparado anterior y hazlo a cocer en el horno dentro de un baño María a unos 100 grados durante entre una hora y media y dos aproximadamente. Deja enfriar un poco el pastel y desmóldalo.

  • PASO 4

    Mientras el pastel se cuece, prepara la salsa: tritura los pimientos con el resto de la crema de leche, la pastilla de Avecrem Verduras -30% de Sal y pimienta. Sírvelo con la salsa de pimientos.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pastel de berenjenas con salsa de pimientos rojos

El truco: berejenas sin amargura

Para evitar que las berenjenas amarguen, puedes dejarlas una vez cortadas en un recipiente con leche durante unas 2 h. Luego escúrrelas, sécalas y utilízalas. Otra opción es ponerlas en el recipiente con sal gorda, para hacer que suden y pierdan todo el amargor. De esta forma también absorberán menos aceite al freírlas.

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

 Su textura uniforme y suave es uno de los atractivos de este tipo de preparación.

En esta ocasión, además, hemos mantenido un ligero aroma a humo en las berenjenas y los pimientos. Un plato ideal para una comida familiar. ¡Seguro que encantará a todo el mundo! ¡Anímate a prepararlo y descubre otra forma de tomar verdura!

 

Otra forma de cocinar las berenjenas en esta receta es ponerlas directamente al horno a cocer, primero a temperatura fuerte para que se tuesten un poco y, posteriormente, a fuego lento para que el calor les llegue al centro. En el caso de tener mucha prisa, también puedes tostarlas y acabarlas de cocer al microondas en un recipiente de cristal tapado. El resultado no es óptimo puesto que la berenjena queda como hervida, pero te puede servir si no tienes tiempo.