Lubina al horno

(2)

¿Quieres cocinar una riquísima lubina al horno? Es más fácil de lo que parece, ya que el truco para tener un plato de pescado perfecto está en dos elementos, por un lado la guarnición y por otro el horno. Sí, el tiempo de horneado es vital para poder tener un pescado rico, sabroso y jugoso.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Lubina al horno

  • Primer paso lubina al horno

    PASO 1

    La lubina, debido a su sabor suave, es uno de los pescados más versátiles que podemos encontrar en nuestra pescadería de confianza. Además, su escasa grasa lo hacen perfecto para las dietas de adelgazamiento, y si ya haces una receta de lubina al horno como ésta, conseguirás un plato perfecto para tu dieta. Pero basta de cháchara, comienza cortando las verduras: la cebolla en juliana y los pimientos en cuadraditos. Cuando los tengas bien cortados, incorpóralos en una sartén con un buen chorrito de aceite. Cocina primero la cebolla y, cuando pierda turgencia, añade un pellizquito de sal para que ésta pierda más jugos y, por lo tanto, nos quede un sofrito mucho más jugoso. Y con la cebolla casi transparente, incorpora los pimientos.

  • Segundo paso lubina al horno

    PASO 2

    Mientras las verduras se cocinan corta las patatas en estilo panadera; ayúdate de una mandolina y conseguirás un corte mucho más fino y exacto. Añade las láminas de patata en el sofrito de cebolla y pimiento y cocínalas durante diez minutos. Con este paso casi hemos terminado la parte más trabajosa de nuestra lubina al horno, ahora sólo queda formar una cama con este sofrito de verduras y patatas.

  • Tercer paso lubina al horno

    PASO 3

    Para esto, comienza a precalentar el horno a 180º durante diez minutos. Mientras tanto, en una bandeja, añade en la base de la bandeja las verduras y las patatas. Coloca sobre ellas las lubinas, moja todos los ingredientes con el vasito de vino blanco y añade un chorrito de aceite y desmenuza una pastilla de Avecrem Pescado. Cocina tu lubina al horno durante 15 minutos, aunque este tiempo dependerá d ela fuerza del horno. Si al sacarla la lubina no se deshace en lascas pero blanquita, métela en el horno durante unos minutos, dos o tres no más, y estará lista. Repite este proceso si no se desmiga fácilmente.

Valora esta receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Sobre todo esto último.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es el programa del horno. Si quieres cocinar una pieza de pescado bastante grande, tendrás que hacer lo propio que haces con el pollo, usar la función de grill con aire caliente para que se cocine por igual en todas las partes del pescado. En cambio, si sólo utilizas los lomos, puedes utilizar el calor superior e inferior. Con esto, conseguirás que se cocine por igual, pero sin perder la jugosidad que en ocasiones puede quitar el aire caliente a un plato.

Para poder garantizar la jugosidad de un plato, tienes que tener en cuenta también el tiempo. Nosotros te recomendamos que cocines el pescado durante 10 minutos, aunque esto siempre va a variar dependiendo del tamaño y grosor de las piezas que escojas. Te podemos aconsejar que, una vez hayan pasado estos 10 minutos, controles en todo momento que la lubina está en su punto. Para saberlo, te damos un truco del almendruco, el pescado, cuando está en su punto se separa en jugosas lascas de carne. Ahí es cuando tienes que sacar tu lubina y emplatarla. Cuando domines el tema del horno, pasa a la guarnición.

Muchas veces los pescados blancos pueden pecar de ser un poquito sosos, de no tener mucho sabor y de faltarles algo para completar su sabor y para llenar un poquito más el estómago. Para el pescado, las patatas siempre son una opción, sobre todo si hacemos una lubina al horno. Sin embargo, te vamosa a enseñar cómo preparar una lubina al horno deliciosa con verduras -y también patata panadera- como guarnición. Te garantizamos que te terminarás chupando los dedos.


Puedes acompañarla de infinidad de platos, aunque te recomendamos que uses una ensalada fresquita, adecuada para acompañar el sabor ligero de la lubina. Sin embargo, si quieres un menú algo más contundente con el que poder acompañar tu lubina al horno, te recomendamos unos espaguetis alfredo. ¿Quién dijo que el pescado al horno es soso?

Y listo, ya conoces una nueva forma de cómo hacer lubina al horno, fácil pero supersabrosa. Acompaña esta receta de una riquísima ensalada, y tienes el menú perfecto para tu comida diaria.