Huevos rellenos de marisco

Ya solo nos queda rellenar las mitades de las claras hervidas con la mezcla anterior y decorar con un langostino cocido. También puedes incluir en la receta otros elementos de <a href="https://www.gallinablanca.es/recetas/marisco/">marisco</a>, como gambas cocidas, caviar o sucedáneo,Ver más...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Huevos rellenos de marisco

  • Primer paso huevos rellenos de marisco

    PASO 1

    Lo primero que haremos será poner los huevos en un cazo, cubrirlos con agua y llevarla a ebullición hasta que los huevos estén duros. Esto suele llevar unos 10-12 minutos una vez el agua rompe a hervir. Transcurrido ese tiempo, los pasamos a un bol con agua y hielo para que se enfríen rápidamente y de esta manera nos resulte mucho fácil pelarlos. Cortamos los huevos por la mitad y, con la ayuda de una cucharilla, separamos las yemas de las claras. Reservamos. A continuación hervimos los langostinos durante un par de minutos y los picamos con el cuchillo excepto 8 de ellos, que los mantendremos enteros para la decoración final.

  • Segundo paso huevos rellenos de marisco

    PASO 2

    En un bol juntamos la yema de los huevos hervidos, los langostinos picados, la cebolleta también picada y la salsa rosa, la cual podrás hacer de forma casera mezclando 20 ml de ketchup con 20 ml de mayonesa o comprarla directamente hecha. ¡Ah! Y si te gusta el picante no olvides añadirle un par de gotitas de tabasco. Finalmente, desmenuzamos en el bol una pastilla de Avecrem Pescado para darle la puntilla de sabor y mezclamos bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.

  • Tercer paso huevos rellenos de marisco

    PASO 3

    Ya solo nos queda rellenar las mitades de las claras hervidas con la mezcla anterior y decorar con un langostino cocido. También puedes incluir en la receta otros elementos de marisco, como gambas cocidas, caviar o sucedáneo, palitos de surimi, etc.

Valora esta receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

palitos de surimi, etc. 

Dejemos clara una cosa: si no recuerdas la combinación de gamba con salsa rosa es porque eres muy joven o no viviste los noventa como merecían. Y es que esta receta de huevos rellenos de marisco podría considerarse la evolución de unos de los bocados más sibaritas -y a la vez horteras, todo hay que decirlo- de aquella década en España. Hablamos del cóctel de gambas. Sí, aquella creación pseudo-real (real de la realeza) que no faltaba en ningún banquete, fiesta, bodorrio o gala que se preciara y que básicamente consistía en un combinado de aguacate, pepino y salsa rosa sobre una cama de lechuga iceberg, coronado con gambas o langostinos que parecían querer saltar de la copa en la cual era servido. Un auténtico bombazo de la época que aceptaba versiones con sucedáneo de caviar, maíz tierno, piña en almíbar e incluso unas gotitas de brandy. Majestuosidad por los cuatro costados.

Pero centrémonos en uno de los ingredientes clave del malogrado cóctel de gambas: la salsa rosa, también denominada salsa cóctel o salsa golf. Se trata de una innovación gastronómica que combinaba dos salsas universales: la mayonesa y el ketchup. A partir de aquí los aderezos eran varios: por ejemplo, la variante clásica europea incluía whiskey, coñac, zumo de naranja o salsa Worcestershire. ¡Ah! Y la cosa era tan sofisticada que muchos restaurantes preferían llamarla salsa ‘Marie Rose’. Snobismo puro. Y si no, que se lo cuenten a su creador: el premio Nobel argentino Luis Federico Leloir. Cuentan que el joven científico almorzaba con sus amigos en exclusivo comedor del Mar del Plata Golf Club y que, cansado de las tradicionales salsas que acompañaban el marisco, decidió crear la suya propia. Fue así como, medio en broma, mezcló la mayonesa con el ketchup (por lo visto también le puso tabasco y coñac), dando lugar a la salsa ‘golf’. El resto es historia. 

Una vez puestos en contexto, ya podemos explicar cómo hacer huevos rellenos de marisco, una receta que, por descontado, incluye a Su Majestad Mary Rose (‘salsa rosa’ para las amigas de la corte).