huevos guisados

(3)

Hoy preparemos unos huevos guisados riquísimos con verduras y patatas. Un platazo de primera que se prepara en pocos minutos. ¿Te apetece probarlo? ¡Te contamos cómo prepararlos!

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer huevos guisados

  • Vamos a empezar esta receta de huevos guisados preparando la mise en place, o la preparación de todos los ingredientes que vamos a ir añadiendo mientras cocinamos. Primero, vamos a picar bien la cebolla. Corta ambos cabos de la cebolla y luego córtala por la mitad. Pela la capa exterior y cualquier otra capa que esté un poco pocha. Pon las mitades de cebolla planas encima de la tabla para poder cortarlas con comodidad. Córtalas a tiras, gíralas sin dejar de sujetar por los lados y vuelve a cortar para conseguir cubitos. Reserva la cebolla picada. Seguimos con los tomates, primero quitamos el cabo, clavamos el cuchillo de puntilla y reseguimos el perfil del cabo hasta rodearlo y poder tirar de él. Pelamos la piel con cuidado con el mismo cuchillo. Si te resulta una tarea difícil, puedes escaldarlos durante unos segundos para retirar la piel más fácilmente. Partimos el tomate por la mitad, retiramos las semillas y picamos toda la carne haciendo tiras y luego picando esas tiras en cubitos pequeños. Reserva el tomate picado. Ahora vamos con las patatas, primero las pelamos con el pelador de verduras y luego las apoyamos planas encima de la tabla y las cortamos en láminas finas. Reserva las láminas de patata.

  • Empieza a calentar una cazuela a fuego medio con un poquito de aceite de oliva. Añade la cebolla picada, el tomate picado y la guindilla. Sofríe todo junto durante unos minutos, hasta que la cebolla empiece a verse un poco transparente y tenga una textura blanda. Añadimos las patatas cortadas, mezclamos bien para integrar y cubrimos todo con el caldo. Dejamos cocer unos 20 minutos a fuego medio sin tapar completamente la cazuela.

  • Casca los huevos en un bol de uno a uno para ir añadiéndolos al guiso. Así, si uno de los huevos no estuviera fresco por alguna razón, podríamos separarlo del resto sin llegar a mezclarlo con la receta o los otros huevos. Deja cocer hasta que los huevos cuajen, y ya estarán listos los huevos guisados.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Huevos guisados

Si no eres especialmente fanático del picante, sustituye la guindilla por unas ramitas de romero y tomillo: ¡Te van a quedar unos huevos guisados muy mediterráneos y frescos!

 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana