Huevos escoceses

7 Votos | 0 comentarios

Desde las verdes praderas de Escocia nos llegan estos huevos escoceses, una receta en la que se combina lo mejor de la croqueta con lo mejor de la hamburguesa. Es perfecta para compartir, y seguro que te encanta para el abrir el aperitivo de cara a una jornada campestre.

Los huevos a la escocesa son, junto con los huevos benedictinos, las estrellas de los almuerzos ingleses. Lo suficientemente ligeros como para no llenarse hasta reventar, te saciaran lo suficiente gracias a su alto contenido en proteínas. Contrariamente a lo que se cree, no tienen origen escocés, ¡sino inglés! Se cocinaron por primera vez en el año 1738 en los grandes almacenes Fortnum and Mason’s, cuna del lujo inglés. Desde entonces llevan conquistando los estómagos de los ingleses, en gran medida por el buen resultado de la receta y su facilidad de preparación.

Su sabor, sabroso gracias a la carne picada, combina a la perfección con una ensalada o un plato más ligero y fresco que contrarreste su doble empanado, con el que se busca que los huevos a la escocesa sean más crujientes, ¡e irresistibles!

Además, lo bueno de estos huevos es que se pueden comer fríos, acompañados de diferentes salsas, como una mayonesa de mostaza, o darle un sabor oriental con una mayonesa de curry como la que te recomendamos en nuestra deliciosa ensalada de patata y mayonesa.

Seguro que no necesitas más argumentos para sorprender a tus invitados a tu próximo almuerzo dominguero con esta receta. Así que ponte manos a la obra, y ponte a preparar esta típica receta de la cocina escocesa...perdón, ¡inglesa!

  • 40-60 min
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Ingredientes

DALE TU TOQUE PERSONAL...

Cómo hacer Huevos escoceses

Primer paso huevos escoceses
Paso 1
Segundo paso huevos a la escocesa
Paso 2
Tercer paso huevos escoceses
Paso 3
  • Paso 1

    Lo primero de todo para tener tus huevos escoceses es cocer los huevos. Para ello, pon a hervir agua, y en cuanto rompa a hervir añade los huevos durante 6 minutos. Cuando haya pasado ese tiempo, sácalos del agua y deja que se enfríen. Pela los huevos y resérvalos. ¿Sábes cómo puedes pelarlos fácilmente? Simplemente mételos en un bol con agua con hielos durante un minuto, y vuelve a hervirlos durante 30 segundos más, con esto el contraste que se crea entre las temperaturas te facilitará la tarea de pelarlos, ¡la cáscara saldrá en nada!

  • Paso 2

    Y ahora, ponte manos a la obra con un rebozado muy especial. Pica muy finos la cebolla y el ajo. Una vez hecho esto, mézclalos en un bol con la carne picada, el perejil y el Avecrem Caldo de Pollo. Cuando la mezcla parezca una masa homogénea, déjalo reposar en la nevera durante 30 minutos.

  • Paso 3

    ¡Es hora de rebozar los huevos escoceses! Para ello, forma círculos de unos 10 cm con la masa de carne picada y cebolla y pásalos por la harina para darles más cuerpo y que no se desliguen a la hora de rodear los huevos. Cuando tengas listas estas “minihamburguesas”, pon en el centro de cada un de ellas uno de los huevos cocidos e intenta formar una croqueta de carne picada en la que quede el huevo en la parte central. De nuevo, pasa la bola de carne por el huevo y luego por la harina. Dale una nueva capa de huevo batido y luego por el pan rallado. ¡Esto hará que tu empanado sea extracrujiente! Y es hora de freír tus huevos huevos a la escocesa en una sartén bien caliente y con abundante aceite. Déja que la carne se cocine durante 15 minutos,¡ y ya están listos!

Como ves, esta receta de huevos escoceses es muy rápida de hacer, y es perfecta para un aperitivo ràpido con tus amigos o un picnic con tu familia. No te diremos con quién, pero comparte este plato y presume de dotes culinarias aunque, ojo, ¡porque seguro que querrán repetir!

 

Consejos para cocinar Huevos escoceses

¿Quieres que tus huevos escoceses sean todavía más jugosos? ¡Nosotros te decimos cómo puedes conseguirlo! Para ello, sólo tienes que cambiar el relleno. En lugar de hacer tus huevos con un huevo entero, pícalo muy fino y mézclalo con mayonesa. Una vez hecho esto, pon una pelotita de huevo y mayonesa en el centro de cada disco de carne picada. Y ya está, así de sencillo y rápido tendrás unos huevos escoceses mucho más jugosos.

Contenido recomendado...

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate