Arroz meloso con bogavante con producto

Arroz meloso de bogavante

(12)
  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

La receta arroz meloso con bogavante es una de las más exquisitas de nuestro repertorio gastronómico. Si quieres aprender cómo hacer arroz con bogavante meloso, te contamos paso a paso cómo elaborarlo para que te conviertas en el rey de los mares, y de la cocina. ¡Ya verás cómo no tiene ningún misterio si sigues esta receta paso a paso! 

 

El bogavante es el rey de los mariscos y una de las formas más ricas para cocinarlo es en un suculento arroz meloso con bogavante. Muchas personas son reticentes en un primer momento a cocinar recetas con bogavante, puesto que es un alimento que se acostumbra a cocinar en ocasiones especiales, y creemos que detrás de él hay elaboraciones muy complicadas. Sin embargo, una vez te has animado a cocinar uno, verás que no es tan complicado. ¡Más vale maña que fuerza! ¿Quieres saber cómo dominar a este noble animal? Sigue leyendo. Y si prefieres empezar con una opción más familiar, también tenemos la receta de arroz meloso con pescado.  

Entre todas las recetas con arroz que se pueden hacer, la receta de arroz meloso con bogavante es una de las más sabrosas y con la que quedarás mejor. Ya sea porque es una ocasión especial o porque quieres aprender cómo hacer arroz con bogavante meloso, con nuestra receta, seguro que ¡tanto tú como tus comensales querréis repetir!  

¿Todo listo para incorporar el arroz meloso con bogavante con esta receta valenciana a tu repertorio? ¡Anímate, es una de esas recetas sanas y deliciosas que vale la pena probar al menos una vez!  

Ingredientes para Arroz meloso de bogavante

Cómo hacer Arroz meloso de bogavante

  • Arroz meloso con bogavante Paso 1

    Para hacer un buen arroz meloso de bogavante comienza partiendo estos mariscos por la mitad. Y ojo, que esto no es nada fácil. Para hacerlo bien ponlo panza arriba sobre una superficie plana. Te recomendamos una tabla de cortar preferiblemente de silicona o mármol. Evita las tablas de madera, porque son porosas y cuando cortemos el bogavante absorberán parte de los jugos que podríamos aprovechar para la cocción y dar más sabor a nuestro arroz meloso con bogavante. Una vez boca arriba, desde el final de la cabeza con un bien afilado, cortamos de manera simétrica las dos mitades. Si ves que te cuesta mucho, usa unas buenas tijeras. 

  • Arroz meloso con bogavante Paso 2

    Una vez partidos, reserva el coral del bogavante, una sustancia cremosa de color coral. Marca en una cazuela grande los bogavantes y resérvalos. En la misma cazuela sofríe una cebolla cortadita en juliana. Para ello, corta la cebolla por la mitad y esconde un poquito las puntas de los dedos, así evitarás cortes traicioneros. Añade los pimientos cortados a cubitos y cuando estén bien cocidos, añade el ajo para darle un toque de sabor. Incorpora el tomate mezclado con la pulpa de ñora y el pimentón.  

  • Arroz meloso con bogavante Paso 3

    Deja que durante unos minutitos la pulpa de ñora vaya diluyéndose. Cuando todo tenga un cierto colorcito, ya podrás añadir el arroz y rehogarlo durante 2 minutos. Esto lo hacemos para nacarar el arroz, o lo que es lo mismo, conseguir que lo recubra una capa más durita de almidón que hará que nos quede un arroz súper sueltecito. Remueve un poco durante un minuto y finalmente, cubre todo con el caldo. 

  • Desde que has incorporado el caldo, calcula más o menos 12 minutos. Entonces, añade el coral mezclado todo con un pelín de caldo. Esto le dará muchísimo sabor a nuestro arroz, ya lo verás. Por último, deja que el arroz hierva unos 3 minutos más y coloca los bogavantes boca abajo. Termina la cocción ¡y a disfrutar de esta riquísima receta de arroz meloso con bogavante! ¿A qué huele que alimenta? 

Valora esta receta

Consejos para cocinar Arroz meloso de bogavante

Si prefieres hacer tu receta de arroz meloso con bogavante con un bogavante vivo te contamos cómo hacerlo de la mejor manera posible. Pon a hervir agua y añade tres puñados de sal y una hoja de laurel. En cuanto empiece a burbujear echa el bogavante a la cazuela. Te recomendamos que no quites las gomas de las pinzas para evitar cualquier pellizco innecesario. En cuanto el bogavante toque el agua, cierra la cazuela. Y aquí va un truco para que un bogavante te quede siempre en su punto, si el bogavante pesa medio kilo lo pondremos 15 minutos, de 600 gramos a un kilo, 18 minutos. Si va de kilo a kilo y medio, 24 minutos, y más de dos kilos, 28 minutos. Y listo, así podrás tener bien cocido tu bogavante. Cuando lo saques, directo a un bol con agua fría, si es con cubitos de hielo, mejor. Así rompemos la cocción y evitamos que la carne siga cocinándose. ¿Te vas a animar a hacer más recetas con arroz y bogavante? ¡Esperamos que sí! 

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios