Árbol de Navidad de hojaldre

El árbol de Navidad de hojaldre con pesto es el aperitivo más creativo que puedes hacer para comenzar la cena de Nochebuena o esa comida tan significativa en la que te reúnes con familiares o amigos.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Árbol de Navidad de hojaldre

Ingredientes

Cómo hacer Árbol de Navidad de hojaldre

  • Cómo preparar Árbol de Navidad de hojaldre - Paso 1

    PASO 1

    Coge 1 pieza de hojaldre y recorta forma árbol de Navidad. Unta el bote de Gran Pesto a la Genovese Gallina Blanca.

  • Cómo preparar Árbol de Navidad de hojaldre - Paso 2

    PASO 2

    Encima, pon la otra pieza de hojaldre y recórtala con la misma forma. Une las puntas del árbol.

  • Cómo preparar Árbol de Navidad de hojaldre - Paso 3

    PASO 3

    Pinta el árbol de hojaldre con huevo. Hornea a 180ºC durante 20 – 25 minutos.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Árbol de navidad de hojaldre

El árbol de Navidad de hojaldre con pesto es el aperitivo más creativo que puedes hacer para comenzar la cena de Nochebuena o esa comida tan significativa en la que te reúnes con familiares o amigos. La receta que te ofrecemos en esta página es muy fácil y rápida de elaborar. Si tienes niños en casa pídeles su colaboración y hasta te puede resultar una actividad culinaria muy divertida. Además, te quedará un plato riquísimo para acompañar con una copa de vino blanco.  

Con un par de láminas de hojaldre, un poco de imaginación para cortarlas en forma de abeto navideño, y el pesto que, además de darle realismo al árbol con su tono verde, el aroma y sabor de su albahaca combina a la perfección con esa masa tan suave como crujiente. Y ya con unos taquitos de queso Philadelphia como guarnición puedes completar ese entrante de una manera elegante y sin complicarte. Qué mejor opción para compartir en una mesa de fiesta y sorprender, desde el inicio, a tus comensales.

El pesto, típico gusto mediterráneo

El pesto es una salsa tradicional de Italia que le aporta sabor, textura y, sobre todo, ese aroma inconfundible que le otorga la albahaca, a los platos. Además lleva aceite de oliva, parmesano, piñones, ajo y sal, aunque también existe una versión de color rojo, que incluye tomate. Todos estos ingredientes tan típicos de la cocina mediterránea son pasados por el mortero para elaborarla. De ahí viene su nombre, ya que pesto es un término que deriva del verbo pestare, que significa aplastar o triturar.   

En la receta que te ofrecemos en esta página, lo combinamos con el hojaldre, pero es muy habitual su utilización en los platos de pastas y en ensaladas, por ejemplo en las de tomate, mozzarella y aceitunas negras. Otras opciones de incluirlo pueden ser como aderezo en unas patatas asadas, en pizzas y, en forma de paté, en tostas o canapés queda muy original y exquisito.


El hojaldre una delicia para cualquier paladar

El hojaldre es una masa cuya textura suave y crujiente resulta tan apetecible combinada tanto con ingredientes dulces como con ingredientes salados. Por eso se adapta muy bien a recetas de repostería, como pasteles o tartas, y a las de diferentes platos salados, sobre todo muchos entrantes, como canapés, empanadas, quiches o el hojaldre relleno de carne. El origen de esta masa suele ser atribuido a la cocina árabe, como muchos creemos en Europa, aunque hay más de un estudio que aseguran haberse encontrado referencias de su elaboración en la Grecia clásica y en el Imperio Romano. Por suerte, hoy en día, la podemos encontrar en cualquier supermercado, refrigerada o congelada, en piezas cuadradas, redondas o rectangulares, siempre listas para hornear, lo que nos ahorra tiempo y trabajo en la cocina, ya que hacerla requiere de ciertas habilidades, técnicas y, hasta una paciencia, que no siempre tenemos.

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

La receta que te ofrecemos en esta página es muy fácil y rápida de elaborar. Si tienes niños en casa pídeles su colaboración y hasta te puede resultar una actividad culinaria muy divertida. Además, te quedará un plato riquísimo para acompañar con una copa de vino blanco.  

Con un par de láminas de hojaldre, un poco de imaginación para cortarlas en forma de abeto navideño, y el pesto que, además de darle realismo al árbol con su tono verde, el aroma y sabor de su albahaca combina a la perfección con esa masa tan suave como crujiente. Y ya con unos taquitos de queso Philadelphia como guarnición puedes completar ese entrante de una manera elegante y sin complicarte. Qué mejor opción para compartir en una mesa de fiesta y sorprender, desde el inicio, a tus comensales.

El pesto, típico gusto mediterráneo

El pesto es una salsa tradicional de Italia que le aporta sabor, textura y, sobre todo, ese aroma inconfundible que le otorga la albahaca, a los platos. Además lleva aceite de oliva, parmesano, piñones, ajo y sal, aunque también existe una versión de color rojo, que incluye tomate. Todos estos ingredientes tan típicos de la cocina mediterránea son pasados por el mortero para elaborarla. De ahí viene su nombre, ya que pesto es un término que deriva del verbo pestare, que significa aplastar o triturar.   

En la receta que te ofrecemos en esta página, lo combinamos con el hojaldre, pero es muy habitual su utilización en los platos de pastas y en ensaladas, por ejemplo en las de tomate, mozzarella y aceitunas negras. Otras opciones de incluirlo pueden ser como aderezo en unas patatas asadas, en pizzas y, en forma de paté, en tostas o canapés queda muy original y exquisito.


El hojaldre una delicia para cualquier paladar

El hojaldre es una masa cuya textura suave y crujiente resulta tan apetecible combinada tanto con ingredientes dulces como con ingredientes salados. Por eso se adapta muy bien a recetas de repostería, como pasteles o tartas, y a las de diferentes platos salados, sobre todo muchos entrantes, como canapés, empanadas, quiches o el hojaldre relleno de carne. El origen de esta masa suele ser atribuido a la cocina árabe, como muchos creemos en Europa, aunque hay más de un estudio que aseguran haberse encontrado referencias de su elaboración en la Grecia clásica y en el Imperio Romano. Por suerte, hoy en día, la podemos encontrar en cualquier supermercado, refrigerada o congelada, en piezas cuadradas, redondas o rectangulares, siempre listas para hornear, lo que nos ahorra tiempo y trabajo en la cocina, ya que hacerla requiere de ciertas habilidades, técnicas y, hasta una paciencia, que no siempre tenemos.

Cómo hacer un árbol de Navidad de hojaldre y pesto

La elaboración de esta receta es muy sencilla. Para comenzar cubre la bandeja del horno con papel vegetal y coloca sobre ella una de las láminas de hojaldre. Con la punta de un cuchillo dibuja en ella un árbol de Navidad, un triángulo con un tronco corto que sale desde su base. Recorta la masa sobrante y unta el pesto en todo la superficie de ese simulacro de abeto navideño. Cúbrelo con la otra lámina de hojaldre y, con precisión, recórtala también con la misma forma de la anterior. Luego hazle cortes horizontales a la doble masa del árbol, desde afuera hacia adentro pero sin llegar al centro, a modo de crear las ramas. Une las puntas de esas ramas y con el sobrante de los cortes de la masa puedes hacer una estrella para colocarla en la punta del árbol. Si no eres muy hábil para darle forma, un molde de repostería te vendrá muy bien. Pinta todo el árbol de Navidad de hojaldre y pesto con yema de huevo batida. Si te gustan las semillas de sésamo puedes espolvorear sobre él unas cuantas. Ponlo en el horno precalentado a 200ºC y retíralo cuando se haya dorado, aproximadamente en unos veinte minutos. Sírvelo caliente o frío, siempre estará delicioso.  

Anímate con esta receta tan sencilla como original y comparte, en Nochebuena o Navidad, tu árbol de hojaldre y pesto.