Patatas asadas

Cuando pensamos en platos para los menús de las comidas o cenas navideñas, lo primero que se nos viene a la mente son aquellas recetas basadas en carnes.Ver más...

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas
Patatas asadas

Ingredientes

  • De planchas sosas a sabrosas

Cómo hacer Patatas asadas

  • Cómo preparar Patatas asasdas - Paso 1

    PASO 1

    Lava y corta las patatas. Tritura el pan, las avellanas y el queso azul.

  • Cómo preparar Patatas asasdas - Paso 2

    PASO 2

    Añade Avecrem Plancha Hierbas Aromáticas, el tomillo y el aceite de oliva virgen extra. Unta las patatas cortadas con las dos mezclas y hornear.

  • Cómo preparar Patatas asasdas - Paso 3

    PASO 3

    Crea la crema agria con nata, limón y pimienta y cebollino. Añade la crema agria a las patatas horneadas.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Patatas asadas

Las patatas conservan toda la vitamina C que contienen bajo la piel, así pues lo mejor será lavarlas frotándolas con un cepillo y asarlas con piel para poder consumirlas enteras, siempre que sea posible.

conservar la piel de las patatas
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Desde los clásicos pavos y otras aves, como patos o faisanes, hasta animales como el cordero o una tierna ternera, y los pescados y mariscos, tan tradicionales para esas fechas en las mesas de nuestro país, aparecen uno detrás de otro en nuestra imaginación. Pero para compensar o contrarrestar esas grandes ingestas de proteínas y calorías de origen animal, por qué no pensar en alguna elaboración hecha con vegetales. En este contexto las recetas de patatas asadas surgen como una gran aliada, ya que también pueden formar parte de un menú festivo. Buena prueba de ello son las patatas asadas de feria, que tienen un tamaño bien generoso y están rellenas de una gran variedad de ingredientes.  

Aquí te proponemos nuestra propia versión: las patatas navideñas. Se trata de una receta de patatas asadas combinadas con una mezcla hecha con frutos secos, en este caso utilizamos avellanas, queso azul, hierbas aromáticas y aceite de oliva, que puedes preparar de manera sencilla en unos minutos y hornear. Se sirven acompañadas de una crema agria elaborada con nata, cebollino, limón y pimienta negra. Un plato ideal para presentar como entrante o bien como guarnición para acompañar una comida. Cuando pruebes estas patatas asadas al horno te encantarán y las querrás cocinar durante cualquier época del año.

La patata es un alimento saludable, nutritivo y energético

Este tubérculo originario de la América andina, más precisamente de Bolivia y Perú, es considerado una buena fuente de hidratos de carbono complejos, que contienen una gran cantidad de almidón, ese que genera tanta energía en nuestro cuerpo y ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre. La patata, además, es muy sana porque casi no contiene grasas, esta característica se conserva siempre y cuando no se añadan otras en su método de cocción. Por eso la mejor manera de ingerirlas es haciendo las patatas asadas al horno con piel, ya que así también aprovechamos mejor sus minerales y vitaminas. Entre estas se destaca la presencia de las del grupo B, que cumplen una función importante en el metabolismo de los carbohidratos, y la vitamina C, que es la que genera defensas y potencia la inmunidad de nuestro organismo. También nos aporta minerales como el hierro, magnesio y, sobre todo, el potasio, que ayuda a controlar la hipertensión.

Patatas asadas rellenas, cortadas y enteras

Son muchas las opciones que tienes para preparar con estos tubérculos un entrante o guarnición sin tantas calorías. Por ejemplo, patatas asadas al estilo murciano, donde las patatas se cortan en rebanadas de aproximadamente un dedo de grosor y se hornean condimentadas con sal, pimienta y aceite de oliva viergen extra. También las clásicas patatas asadas de Granada, puedes hacer patatas asadas con piel o sin, patatas asadas al horno enteras o un plato un poco más completo si las haces rellenas. En este caso puedes utilizar distintos ingredientes, atún, palitos de cangrejo, sobrasada, jamón, aceitunas, zanahoria rallada…Para hacerlas has de poner las patatas asadas sobre papel de aluminio, cortarlas a lo largo pero sin llegar hasta el final, que queden como un libro abierto. Después condiméntalas con sal y pimienta y con una cuchara rompe la pulpa para mezclarla con el relleno. Por último, cúbrelas con la salsa que hayas elegido. 

También puedes elaborar unas patatas asadas con queso y atún. Sin pelar, pero bien lavadas y con sal gorda, envuélvelas en papel film, pínchalas con un tenedor y haz las patatas asadas al microondas, unos 10 o 15 minutos hasta que estén tiernas. Luego le retiras el film, la piel, les quita parte de su interior para utilizar con el queso y el atún como relleno, las espolvoreas con mozzarella ralllada y cuando se hayan gratinado estarán listas para servir. 

Asimismo puedes hacer las patatas asadas en barbacoa que son la opción más práctica y sabrosa para acompañar cualquier carne que hagas a la parrilla. Aprovechando ésta solo tienes que lavar y secar las patatas para, envueltas en papel aluminio, ponerlas sobre la parrilla o enterradas en las brasas.

Sazonadas con diferentes hierbas y salsas, asadas al microondas, en el horno o la parrilla, las patatas son tu gran aliada para integrar a la mesa navideña un plato con un toque rústico, saludable y exquisito. Aprovecha esta receta y anímate a cocinar unas ricas patatas asadas.