Albóndigas con salsa y polenta

Aunque en nuestra cocina no es una preparación muy extendida, la polenta, sí que se usa y mucho en muchos países de Europa y también del mundo, pero donde se consume más es en Italia, donde es originaria. Esta comida se prepara con harina de maíz y es perfecta para acompañar gran variedad de platos.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Tomate Frito

    100% natural con aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer Albóndigas con salsa y polenta

  • En un bol, mezcla la carne picada con el pan rallado, el huevo y el ajo finamente picado, una pizca de sal y pimienta. Forma bolas pequeñas, alrededor de 1,5 cm de diámetro.

    PASO 1

    En un bol, mezcla la carne picada con el pan rallado, el huevo y el ajo finamente picado, una pizca de sal y pimienta. Forma bolas pequeñas, alrededor de 1,5 cm de diámetro.

  • En una sartén, dora las albóndigas en 1 cucharada de aceite de oliva. Añade el tomate frito y termina de cocinar.

    PASO 2

    En una sartén, dora las albóndigas en 1 cucharada de aceite de oliva. Añade el tomate frito y termina de cocinar.

  • Por otra parte, en una cacerola, hierve el agua salada con un poco de aceite de oliva virgen extra y cocina la polenta por los minutos indicados en el envase. Sirve la polenta caliente con albóndigas

    PASO 3

    Por otra parte, en una cacerola, hierve el agua salada con un poco de aceite de oliva virgen extra y cocina la polenta por los minutos indicados en el envase. Sirve la polenta caliente con albóndigas y un montón de salsa.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Albóndigas con salsa y polenta

El Truco: albóndigas más crujientes

Una manera que las albóndigas queden más crujientes es poner en práctica este sencillo truco. Hazles un doble empanado, de esta manera, evitarás que se rompan cuando se cocinen y quedarán mucho más crujientes.

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Por ejemplo, el que te presentamos hoy: albóndigas con salsa y polenta. La idea es preparar unas gustosas albóndigas, para eso escoge una carne de calidad, mézclala con los sazonadores, y fríelas en una sartén con aceite de oliva y tomate frito. Y ya las puedes servir junto con la polenta recién hecha. ¡Buen provecho!

¿Has probado alguna vez albóndigas que no sean de carne? Aunque estas sean las más tradicionales lo cierto que se pueden hacer de otros ingredientes, por ejemplo, prueba estas albóndigas de pescado con espinacas. ¡Riquísimas!