Cinco recetas con Bacalao

(3)

El bacalao es el único pescado que en los mercados tiene puesto propio. Eso nos da una idea de lo importante que ha sido y es en nuestra gastronomía. Además, es el pescado blanco más consumido en España. Una buena noticia, ya que se trata de uno de los pescados con menos materia grasa y con presencia de ácidos grasos Omega 3. El bacalao vuelve a vivir hoy una época dorada gracias a su versatilidad, e incluso se ha incorporado en la carta de los restaurantes de alta cocina. 

Aunque el bacalao se consume en todo el país, es muy popular en la gastronomía vasca y catalana. De hecho, se dice que en Catalunya el bacalao se guisa, en el norte se salsa y en el sur se fríe. Pues bien, seas de donde seas, échale el ojo y el diente a estos cinco platos de bacalao.

 

Bacalao al pil-pil

Con este gracioso nombre, el Bacalao al pil-pil es uno de los platos vascos más famosos. Se caracteriza porque el aceite de oliva y las gelatinas que desprende el bacalao se funden hasta formar una salsa ligada que realza el sabor del noble pez. Recuerda que para que el bacalao vaya soltando su gelatina, es importante mover la cazuela con un vaivén de círculos.

Esqueixada

Nos vamos a Catalunya a degustar una ensalada a base de bacalao: la esqueixada. El bacalao aquí se toma desalado y cortado en tiras y para ello hay que deshacerlo con las manos. De hecho, “esqueixar” quiere decir deshilar. Esta ensalada lleva delicias como tomate, cebolla u olivas negras. 

Macarrones

La pasta, un “hit” en los menús infantiles, puede convertirse en un plato de bacalao nutritivo y sabroso que les encantará. Y es que al ser un alimento de sabor bastante neutro, la pasta es como un lienzo sobre el que cualquier cosa, sieguiendo unas reglas básicas, es posible.

Estos macarrones a la crema con bacalao y setas son una alternativa a los macarrones tradicionales e incorporan todos los beneficios del bacalao.

 

A la parrilla

Un plato donde el bacalao adquiere todo su esplendor es el Bacalao a la parrilla con arroz de morcilla y erizo de mar. Esta delicia es un auténtico “mar y montaña” contundente y original.

 

Soufflé

Y por último, fijaos en este primero ligero y diferente: el Soufflé de Bacalao. Se sirve en moldes individuales y al momento para que no se desinfle. Es fácil y queda espectacular, así que atrévete a probarlo. 

¿Te has quedado con ganas de más? Sumérgete en un mar de bacalao navegando por las diferentes recetas hechas a partir de este pescado. Las encontrarás de todo tipo pero siempre con este toque sabroso que le aporta el pescado más salado de todos.  

Valora este artículo