Lasaña de espinacas y carne

 

Esta receta de lasaña de espinacas y carne combina a la perfección el sabor de la lasaña clásica, a base de carne picada, con la ligereza vegetal de la moussaka.Ver más...

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Lasaña de espinacas y carne

  • PASO 1

    En primer lugar cocemos la carne picada junto con el ajo picado finalmente en aceite de oliva durante unos 10 minutos o hasta que la carne quede bien doradita. Es importante no sazonar la carne hasta el final ya que la sal extrae el agua de la carne y la endurece. Acto seguido añadimos las espinacas en crudo bien cortadas y lavadas y, tras 3-4 minutos en la sartén, añadimos el Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca. Dejamos cocer todo durante 10 minutos más a fuego suave. Por otro lado, cocemos las placas de Lasaña Fácil El Pavo en agua hirviendo según las indicaciones del paquete y reservamos.

  • PASO 2

    A continuación, esparcimos dos cucharadas soperas de bechamel en la base de un recipiente apto para horno. Así evitaremos que la primera capa de lasaña se pegue al molde.

  • PASO 3

    Y ya podemos comenzar a construir nuestra lasaña. Para ello, colocamos en el molde las distintas capas en el siguiente orden: lámina de pasta, bechamel, relleno de carne y espinacas, queso rallado y así sucesivamente. Una vez finalizado el proceso, espolvoreamos el resto de la bechamel y el queso sobre la última capa de lasaña y horneamos a 180ºC durante un cuarto de hora. Y hasta aquí nuestra lasaña de espinacas y carne picada. Recuerda que si te sobra puedes guardar el resto en un tupper y volver a calentarla en el horno o microondas. De hecho, este es uno de los pocos platos considerados “de pasta” que casi mejora de un día a otro.

Valora esta receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Una receta tan entretenida y fácil de hacer que nos sabrá el doble de rica. ¡Al trapo!

 

Hoy vamos a preparar un plato tradicional de la cocina italiana. Lasaña de carne y <a href="https://www.gallinablanca.es/recetas/espinacas/">espinacas</a>. Es un plato caliente, de horno; lleno de sabor y aroma. Ideal tanto para una comida como para una cena. Los ingredientes son sencillos y económicos y es realmente sencilla de preparar.

Pocas recetas son tan entretenidas y fáciles de preparar como la lasaña, porque, ¿a quién no le gusta eso de ir construyendo literalmente un plato piso a piso como si de un edificio se tratase? ¿Y qué nos decís de esa sensación tan sublime consistente en inundar todo el edificio con una buena salsa bechamel? Es como jugar a ser dios, ¿verdad que sí?

Bromas aparte y antes de explicar cómo hacer una lasaña de espinacas y <a href="https://www.gallinablanca.es/recetas/carnes/">carne</a>, te contaremos un par de curiosidades de esta receta greco-italiana que, como no podía ser de otra forma, está considerada plato de pasta. ¿Sabías que la palabra “lasaña” proviene del griego “lasanon” que se refiere al recipiente en el que se cocinaba? De hecho, el término en italiano “lasagna” se refiere tanto a dicho recipiente como al plato de pasta compuesto de láminas. Respecto a su consumo tradicional, la lasaña solía servirse como entrante durante los meses de frío. Sí, como mero entrante, has oído bien.

Si bien la lasaña y la moussaka griega son algo así como primas segundas, en nuestro caso vamos a realizar una lasaña a mitad de camino entre ambas, pues siendo rigurosos, la lasaña clásica tan solo combina láminas de carne mientras que la moussaka se prepara con cordero y berenjena. Así pues, para aligerar nuestra lasaña, introduciremos el toque vegetal con la espinaca, que además le dará un toque de color verde irresistible.