Sopa de coliflor y mijo

(4)

Aunque el arroz es el cereal más usado en nuestra cocina, por suerte, hay muchos más cereales sabrosos. Hoy nos decantamos por el mijo en esta súper receta de sopa de coliflor y mijo. ¡Te va a encantar!

 

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Verduras 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Sopa de coliflor y mijo

  • Primer paso de sopa de coliflor y mijo

    Para empezar con esta receta de sopa de coliflor y mijo, vamos a ponernos primero con la coliflor. Lávala y córtala. Para que sea más fácil, usa una tabla de cortar y parte la verdura en unos trozos medianos, que sean de bocado. Con eso basta. Después, corta y pica la cebolla para que quede en trocitos pequeños. En una olla grande, echa una cuchara de aceite de oliva y saltea la cebolla. Deja que suelte su sabor. Cuando lo haga y veas que empieza a ponerse transparente, agrega la coliflor cortada.

  • Segundo paso de sopa de coliflor y mijo

    Incorpora sobre la coliflor 1 vaso de Caldo Casero de Verduras 100% Natural. Cocina a fuego lento durante 10 minutos. Es maravilloso porque con esta receta vas a hacer las paces con la coliflor. Debido a su particular olor, hay gente que le tiene manía y no saben lo que se pierden. Pero si tuviera que volver a darle una oportunidad -no la rechaces más-, en esta esta receta queda muy sabrosa por la combinación de ingredientes. ¿Qué vas a hacer ahora? Pues agregarle las lentejas peladas. Este tipo de lentejas se encuentra con facilidad en cualquier supermercado. Su cocción es mucho más rápida debido a que no tienen piel y no tienen la necesidad de ser hidratas poniéndolas a remojo. Este paso se omite, por lo que nos ahorra tiempo. Después de agregar las lentejas, es hora de añadir el mijo. Pero antes de incorporar el mijo, has tenido que trabajarlo previamente. Lo habrás tenido que dejar en remojo la noche anterior o al menos 4 horas antes de ponerte a cocinar. Esto nos ayuda a quitar el ácido fítico y que sea más digestivo y tarde menos en cocinarse. Después, tienes que colarlo bien para que quede bien escurrido. Tuéstalo en una sartén a fuego fuerte, dándole vueltas de vez en cuando hasta que se dore. Haciendo esto, le sacarás todo el partido al mijo. ¡Y no vas a parar de usarlo! Este cereal es un perfecto sustituto del arroz para variar tus comidas. Es uno de los más antiguos y, de hecho, se lleva cultivando en el centro de África desde tiempos inmemoriales. Con el mijo se pueden hacer recetas tanto dulces como saladas.

  • Con todos los ingredientes en la olla, deja la cocción 20 minutos más. Sazona con pimienta negra al gusto. Una vez pasado ese tiempo, ¡lo tienes! A saborear la riquísima receta que te ha quedado. Este plato es ideal para los días fríos y es muy sencillo, lo único es que el tiempo de cocción es algo largo. Así que si te falta tiempo en la cocina mejor hacerla de un día para otro, la disfrutarás más. Las sopas con cereales son un plato muy completo y nutritivo. Para que las sigas probando y experimentando con nuevos sabores te proponemos una receta más: sopa de cereales con romero.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sopa de coliflor y mijo

Una manera de aportar más sabor y un toque exótico es usar jengibre. Rállalo en sopas y verás como todo el mundo se sorprende. Para hacerlo, lo primero es pelar la raíz, rallarla y recoger el jugo que suelte en una taza. Después añade tanto el jengibre rallado como el jugo justo antes de servir la sopa, mezcla y conseguirás un sabor ligeramente picante y especiado.

 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana