Pasta con calabacín y ricotta

Saber hacer salsas sorprendentes puede convertir un simple plato de pasta en una receta espectacular. Por ejemplo, en esta receta hemos usado el queso ricotta con un poco de sofrito de tomate y, junto con un poco de calabacín,Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Pasta con calabacín y ricotta

  • Lava el calabacín y córtalo a cubos. Fríe en una sartén con aceite de oliva virgen y un diente de ajo, que retiraremos después de unos minutos. Añade el Tomate Frito Gallina Blanca y sazona con pimien

    PASO 1

    Lava el calabacín y córtalo a cubos. Fríe en una sartén con aceite de oliva virgen y un diente de ajo, que retiraremos después de unos minutos. Añade el Tomate Frito Gallina Blanca y sazona con pimienta. Reserva.

  • Escurre la ricotta en un colador y crea un puré machacándola con un tenedor.

    PASO 2

    Escurre la ricotta en un colador y crea un puré machacándola con un tenedor.

  • Cuece la pasta en agua con la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Escúrrela y, en la misma sartén en la que hemos cocinado la pasta, agrega la ricota y la salsa con el calabacín. Añade también un poco

    PASO 3

    Cuece la pasta en agua con la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo. Escúrrela y, en la misma sartén en la que hemos cocinado la pasta, agrega la ricota y la salsa con el calabacín. Añade también un poco de agua de cocción si queremos hacer la salsa más suave. Mezcla bien el conjunto y sirve caliente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pasta con calabacín y ricotta

El Truco: que no se pegue la pasta

Cuando cocines la pasta, añade un chorrito de aceite al agua antes de hervirla. De esta forma evitaremos que se pegue a la olla y, por lo tanto, quedará perfectamente cocinada. 

pasta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

hemos creado una salsa espectacular. ¿A que tiene buena pinta?

Esta receta de pasta con calabacín y ricotta es una fabulosa manera de hacer comer verduras a los peques de la casa. Si quieres, puedes modificar un poco las cantidades o machacar el tierno calabacín y así evitar que los peques lo vean. Sea como sea, ¡seguro que les encanta!

 

¡Descubre más formas de innovar con la pasta! Es tan versátil que puedes añadirle casi cualquier ingrediente para crear recetas fabulosas. Por ejemplo, ¿qué te parece añadir alcachofas? Nosotros lo hemos hecho en esta receta de pasta con alcachofas y queda... ¡delicioso!