Ensalada de pasta fría

La ensalada de pasta fría es uno de esos platos que va perfecto en verano por ser fácil de preparar, nutritivo, saludable y muy refrescante. Pero ojo, porque la pasta fredda triunfa todo el año.

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Ensalada de pasta fría

  • Primer paso ensalada de pasta fría

    PASO 1

    En esta receta de ensalada de pasta fría lo primero que haremos será cocer la pasta. Desmenuzamos una pastilla de Avecrem Pollo e incorporamos los fusili. Escurrimos y vertemos un poquito de aceite de oliva para que no se peguen entre ellos.

  • Segundo paso ensalada de pasta fría

    PASO 2

    Cortamos el salmón ahumado y los pimientos de piquillo en tiras. En caso de los pimientos podemos rasgarlos con las manos de manera longitudinal. Partimos las aceitunas por la mitad y los cherrys en cuartos. Reservamos

  • Tercer paso ensalada de pasta fría

    PASO 3

    Juntamos la pasta con el salmón, los pimientos, los cherrys y las aceituas en una ensaladera. Añadimos el maíz y la mozzarella e incorporamos la mayonesa. Sazonamos con pimienta negra y removemos. ¡Y listo!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Ensalada de pasta fría

Para cocer bien la pasta debemos tener en cuenta que por cada 100 g de pasta debemos emplear 1 litro de agua. Además, conviene no llenar la olla más de ⅔ partes, pues la pasta aumenta de volumen al cocerse y puede rebosar. Por eso aconsejamos emplear ollas amplias y profundas.

Respecto a la sal, esta se añade una vez el agua llegue a ebullición, ya que si la ponemos antes tardará más en hervir. Normalmente añadiremos unos 15 g de sal gruesa por cada litro de agua. Una vez el agua está hirviendo, incorporamos la pasta. El tiempo de cocción empezará a contar una vez el agua vuelva a hervir, ya que al añadir la pasta el hervor se detiene. A partir de aquí, cocemos con la olla destapada y removemos una o dos veces con una cuchara de madera.

Acabado el tiempo de cocción, apagamos el fuego y escurrimos la pasta. No es aconsejable ponerla directamente bajo el chorro de agua fría ya que la pasta perderá sabor y textura. Para evitar que se pegue, lo que haremos será o bien añadir un poquito de aceite de oliva y remover cuidadosamente o extender la pasta escurrida sobre una bandeja amplia y dejarla enfriar removiendo con la cuchara. Con esta última opción evitaremos que la pasta se siga cociendo debido al calor residual.

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Ensaladas de pasta hay infinitas, pero normalmente se suelen elaborar con verduritas, encurtidos, quesos, carnes o pescados ligeros como pollo, atún o salmón y algún tipo de salsa, como la mayonesa o el hummus. En nuestro caso, hemos optado por una receta de ensalada de pasta fría que combina tomate cherry con salmón y mostaza, una auténtica sinfonía de sabores y colores que disfrutarás en cualquier momento del día.

Si eres amante de la pasta y de las ensaladas, esta es sin duda tu receta. Toma nota, hoy te explicamos cómo preparar ensalada de pasta fresca. ¡Ah, por cierto! La pasta que hemos empleado es el ‘fusili’, coloquialmente conocido como tornillos o tirabuzones por su forma helicoidal tan característica y sus colores amarillos, anaranjados y verdes, algo que se debe a la adición de verduras como la zanahoria o la espinaca en la elaboración de la pasta.¡Simplemente riquísimos!