Cómo hacer que no se te pegue la pasta

Este es muy sencillo, aunque si no conoces el truco puede ser que te pases comiendo mazacotes de pasta fríos en un tupper, y no queremos que hagas comidas tan tristes. Una de las cosas más importantes para que la pasta esté suelta una vez cocinada es que también esté húmeda.

Por ello, para que se conserve la humedad, una vez vayas a guardar la pasta en el tupper para meterla en la nevera, añádele un chorrito de aceite y remueve. Esto la mantendrá engrasada. Si esto no es suficiente, haz una salsa ligera que puedas llevar en otro tupper por separado para luego incluirla y calentarla junto a la pasta. Como tercer truco, añade algo de agua en la pasta que luego vayas a calentar. ¡Y listo!

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios