Muslo de pollo asado con patatas y boniato

(2)

El pollo, muchas veces, puede parecer un plato aburrido e incluso soso. Pero nada de eso, acompáñalo de esta riquísima guarnición y tendrás la receta perfecta para tus cenas.

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Muslo de pollo asado con patatas y boniato

  • PASO 1

    Comienza colocando los trozos de pollo en una bandeja apta para horno, pinta los muslos con aceite de oliva y cúbrelos con el ajo picado y el vino. Hornea todo junto durante 20 minutos a 180º. Para que la cocción sea la adecuada, precalienta el horno durante 10 minutos.

  • PASO 2

    Saca del horno los muslos de pollo y vierte en el recipiente el caldo casero de pollo. Hornea durante otros 20 a 25 minutos.

  • PASO 3

    Mientras el pollo se cocina, pela y corta en dados de 1 a 2 cm las patatas y los boniatos y cuécelos a fuego suave en una sartén con aceite de oliva durante otros 12 a 14 minutos junto con la pimienta negra y las hierbas provenzales. Una vez haya pasado ese tiempo, sirve todo caliente y junto y ya tienes un plato la mar de completo.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Muslo de pollo asado con patatas y boniato

 

¿Quieres conseguir un toque escalivado en tu receta? Pues prueba a precocer las patatas y los boniatos en el horno. Para ello, envuelve estos tubérculos en papel de aluminio y mételos en el horno durante 25 minutos a 190º. Una vez haya pasado ese tiempo, cocínalos tal y cómo te indicamos en la receta. ¡Y listo!

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

 

Puede sonar apetitoso preparar un pollo entero, pero nosotros te vamos a explicar como hacer muslos de pollo al horno, una receta riquísima, sencilla, pero no te vamos a mentir, no es rápida. 

Y es que necesitarás algo de tiempo para asar carne, es un método lento pero hará que tu carne te quede muy jugosa. Además, asar los alimentos tiene muchas ventajas. El primero de todos es que es uno de los métodos más naturales en los que podemos cocinar un alimento, además de que lo hacemos sin añadir grasas. Por otro lado, generalmente los platos asados suelen llevar guarniciones de verduras o patatas, lo que hace estas recetas mucho más completas y, por lo tanto, mucho más sanas. Si quieres ver una manera de preparar una guarnición perfecta para tus muslos de pollo prueba esta que te recomendamos con la clásica patata pero con un toque dulce gracias al boniato. 

Como ves, las ventajas de asar pollo son muchas, y muy variadas. Pero, recuerda, que te estemos enseñando cómo preparar muslos de pollo al horno, no quiere decir que no puedas aplicar esta misma receta a otras carnes, como por ejemplo la carne de conejo. Siéntete libre de probar, de experimentar, ¡de darle fantasía a tu cocina!